Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como lluis llach

Insumisos

Imagen
Es el momento de la insumisión, de rechazar este sistema de hacer política y la forma de participar en ella. Es el momento de mantener y exigir requisitos y derechos incuestionables por razones de conciencia. Es el momento de negarse a jugar un juego que huele a podrido y en el que cada día que pasa nos sentimos irreversiblemente engullidos. Es el momento de pronunciarse, con acción  o por omisión, y no dejar las cosas para mañana, porque mañana será tarde. Resumen de la conversación sostenida por Josep Maria Vileu con Lluís Llach en Porrera el veinticinco de octubre del 2001. "Insubmís es una historia de descubrimiento y de reconocimiento. Uno de los grandes privilegios de mi trabajo es que la gente viene a pedirte cosas, viene a pedirte compromisos y, por lo tanto, te hacen planteamientos sobre los que a veces ni has oído hablar. Uno de mis grandes privilegios, pues, es que, continuamente a lo largo mi carrera, de algún modo, me han puesto sobre la mesa tem

La poesia de sus ojos

Imagen
A menudo, cuando llega la noche,  se me lleva un hada: la belleza de sus ojos  -negro intenso sobre mar blanca-  siempre inciertos ante la mirada.  Y así celoso voy enhebrando  canciones que me acerquen a ellas.  Pero... l a poesía de sus ojos  sé que no podré escribirla,  todos los versos que pudiera hallar  en el papel se me morirían  del dolor de no ser fieles. Pero sé que jamás me cansaré  de perseguir este lenguaje amigo  que me acerque a la poesía de sus ojos  aunque no pueda escribirla,  pero así lucharé conmigo  esperando siempre un amanecer ávido de sorprender sus miradas .                                                          

Este jueves, relato. El Concierto

Imagen
Conocí a Lluís Llach en un concierto en La Sociedad Coral El Micalet de Valencia, eran tiempos de “Madame” y “La Gallineta”, y se acababa de editar su tercer disco “I si canto trist”. En a quel primer concierto, descubrí un artista completo, sus textos eran frescos y valientes, expresados con unos registros líricos desgarradores, inusuales para un cantautor “Pop”. Textos que evidenciaban mensajes de fuerte compromiso social, y a la vez tiernos y poéticos sobre los que se construían las más bellas canciones de amor por las personas y por la naturaleza. Asistí hace unos años a su último concierto en el Auditorium de Castellón y fue entonces, en su despedida, cuando sentí que empezaba a contabilizar emociones que serían irrecuperables y me sentí mayor. Entre uno y otro han habido muchos más, pero recuerdo especialmente aquella noche de verano, en el Teatro Romano de Sagunto. Era una noche parcialmente nublada, y las estrellas se dibujaban veladamente en un cielo gris oscuro,

... Feliç natalici.

Imagen
Lluis Llach Grande nació en la Clínica Girona, en esta misma ciudad el 7 de Mayo de 1.948, A riesgo de parecer demasiado convencional y predecible, este su 61 cumpleaños lo voy a convertir en un pequeño homenaje al músico que es figura indispensable en el universo de la Canción de Autor . Empecé con él, ( ...El Llach que yo mas quiero ) hoy, sumo y sigo con él. Después de releer aquella entrada, me doy cuenta de algo ingrato que tienen los Blogs, las entradas de ayer no existen, su invisibilidad las hace perderse en un archivo, de fácil, pero inusual acceso, muchas de ellas podrían perfectamente subirse hoy, sin perder un ápice de frescura y actualidad, (otras, evidentemente, no) no es sólo una cuestión de actualidad sino también de orden cronológico Asistí al concierto de despedida de Llach en la Comunidad Valenciana en el Auditori de Castelló. (2/3/07) Por primera y única vez al terminar sentí que la vida se me empezaba a escapar entre los dedos y que momentos, que hasta entonces

El ángel de Roda de Ter

Imagen
Miquel Martí i Pol, murió en Vic el 11 de Noviembre de 2.003. Su legado poético, denso, trascendente y popular nos quedó para nuestro enriquecimiento personal y colectivo. Gran amigo y colaborador incondicional de Lluis Llach, le proporcionó material para musicar 23 canciones, 23 tesoros de los que dejamos este magnifico botón La voz sobria, reflexiva y redonda de Josep Mª Flotats inicia las primeras notas leídas de este poema que es un canto a la esperanza y una reafirmación de lo auténtic o sobre las mediocridades displicentes, que disfrazadas de lastimosos convencionalismos nos acompañan con demasiada frecuencia. Ahora mismo enhebro esta aguja,  con hilo de un propósito que callo y empiezo a remendar. De los prodigios que insignes taumaturgos anunciaron ninguno se ha cumplido,  y pasa el tiempo. De nada a poco, cara al viento siempre,  que camino de angustia y de silencios.  Mejor saber que estamos donde estamos,  fijar los pies en tierra  y proclamarnos herede

El Llach que más me gusta.

Imagen
Lluis Llach es mi músico de cabecera. Me ha acompañado en la segunda mitad de mi vida, lo he disfrutado en mis mejores momentos y lo he utilizado para recomponerme en los peores. Sigue siendo una referencia estimulante de la que no quiero prescindir. La presencia de su música ha sido una constante en lo bueno y en lo menos bueno, me gusta el Llach letrista, pero me apasiona el Llach músico. Lo conocí una noche en un concierto en “La Sociedad Coral El Micalet” de Valencia, eran tiempos de “Madame” y “La Gallineta”, se acababa de editar su tercer disco “I si canto trist”. Asistí, con mi amigo Ramón Paredes y su jefe D. Salvador Mir. -30 años después D. Salvador sigue siendo su jefe, pero hace tiempo que para nosotros es sencillamente Salvador-. Aquella primera noche, Salvador llamó mi atención, por su aspecto pulcro y de porte elegante, trajeado y con corbata, el pelo cortado a navaja, aterrizado no sé por que extraña razón, entre aquella panda de “rojos” con barba, incluidos R