Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como New York

Los domingos, vamos de Museos... Noguchi_Queens (16)

Imagen
Isamo Noguchi fundó y diseñó su propio Museo con el único y ambicioso objetivo de visualizar los ejemplos representativos de la Obra de su Vida. El artista estadounidense de origen japonés habilitó un edificio industrial en Queens, convirtiéndolo en pionero de la metamorfosis y evolución de la zona que hoy se erige como un sobresaliente distrito de las Artes. El Museo es un espacio de reflexión íntima en el que sus Salas, abiertas la mayoría a espacios naturales ajardinados propician ese momento de paz y equilibrio que sugiere la contemplación de su Obra. En su programa de actividades destacan las sesiones que involucran a los niños y sus familias o los pases “de toque” para ciegos y deficientes visuales. En mi relato “Otoño en Manhattan (*)” sitúo la casa de la pareja protagonista justo frente al Museo. (*) te lleva al capítulo.          

Los domingos, vamos de Museos... MOMA_New York. (15)

Imagen
Museo neoyorquino de visita obligada y paseo calmado. Las sorpresas se suceden unas a otras, galería tras galería. Innumerables obras maestras de reconocido valor, lo hacen uno de los Santuarios del Arte Moderno y Contemporáneo del Mundo Se construyó a base de donaciones de sus miembros y empresas, siendo un ejemplo para otros museos de su clase, ampliando las fronteras del arte a disciplinas no admitidas en otras galerías. Ampliado en el año 2004, le permite exhibir magnificas obras de Arte Moderno y Contemporáneo de gran dimensión. Actualmente el Museo cuenta con más de 3.000 piezas, entre las que hay algunas que datan de finales del Siglo XIX               

Ventanas de Manhattan.

Imagen
               "Me gustaría acordarme de cada una de mis caminatas y de todas las ventanas a las que me he ido asomando en Manhattan" "Hay lugares en la ciudad que uno descubre por si mismo en sus paseos solitarios y otros que le son revelados como un regalo generoso de la amistad o el amor" Antonio Muñoz Molina

FUERZABRUTA

Imagen
                            En Marzo de 2008, presencié en el Daryl Roth Theater de New York, un espectáculo que fue una fiesta para los sentidos y que todavía hoy, su recuerdo, me sigue fascinando. Fuerzabruta, es un desafío que te rodea de principio a fin. Fuerzabruta, es hoy, no mañana, ni el futuro, ni la obra que se repite una y otra vez desde el pasado, Fuerzabruta, es ahora. Un fenómeno natural inevitable. El resultado de millones de años que tienen su origen en el fondo del Océano, en el fondo de los vasos, en el caminar por la vereda. Todo lo que sucede en Fuerzabruta es real. Tan real como nosotros. No hay decorados. No hay convenciones teatrales. Todo tiene un rol en la acción. Y nosotros también. No existe en la obra el concepto de significado o representación. Una puerta es una puerta. No significa ni más ni menos que eso. Tampoco el vestuario, las luces, la música ni los gestos. La luz roja es una luz roja o lo que usted quiera. El lenguaje es abstracto, sí

Un día en... New York

Imagen
Alguna consideración general. Las posibilidades de disfrute en esta ciudad, eje del mundo de la cultura en EEUU son tantas y tan estimulantes que se hace indispensable priorizar y ordenar necesidades y alegrías. Miles de tendencias en moda, novedades en electrónica, rarezas musicales, objetos y productos para el culto al cuerpo, juguetes inimaginables, paraíso para melómanos, mitómanos, locos por el diseño, amantes de lo étnico y un largo etc. Podríamos hacer otros muchos viajes diferentes y no repetir uno solo de los lugares mencionados. Igual sucedería con las otras capitales publicadas, pero esta sección se llama: “Un día en...” y mientras sean de 24 horas, no creo que de tiempo para nada más. 8'00.- El Hudson es un hotel de diseño, (lo cual no garantiza nada) pero en este caso, el diseñador francés Philippe Starck dejó muestras de su genialidad creando unas zonas comunes de singular belleza, destacando el Hall climático con cielorrasos de cristal de 12 mts.

Este Jueves, Relato. Jueves de música

Imagen
-¿Cómo lo llevas? -bien, me queda poco. ¿Y tú? -...dudas con la corbata, no se si ponerme la estampada de Chagall o la de las caras de Fornasetti. -mejor la de Chagall, es más adecuada. -Si, tienes razón, ...por cierto, vamos en taxi, es más seguro, más directo. -Como quieras, en metro estaría bien, pero si vas a estar más tranquilo... ¿Qué tal estoy? -Guapísima, parece que vayas a la Opera. -Gracias, ...lo mismo, sólo que un poco más místico. El taxi, volaba, de la 58 a la 47 por Broadway. No ves, miras velozmente y de soslayo te engañas reconociendo un recorrido que habíamos paseado por la mañana en sentido inverso. Que diferente es Manhattan cuando, sin prisas, levantas la vista hasta donde alcanzan los últimos pisos de sus rascacielos, la pasión se sobredimensiona y la vida se acelera. -Mira, allí es. -Entremos, tenemos tiempo de sobra, pero prefiero esperar sentado. -¿Crees que aquí estaremos bien?,...ahora podemos elegir. -Si, me gusta, los bancos son todos igual de duros y

...New York, las compras (2)

Imagen
En New York puedes comprar hasta enloquecer y si esto ocurre, también puedes comprar para curarte de esa locura.  Las posibilidades de compra en esta ciudad, eje del mundo de la moda en EEUU son tantas y tan estimulantes que se hace indispensable priorizar y ordenar necesidades y alegrías. Miles de tendencias en moda, novedades en electrónica, rarezas musicales, objetos y productos para el culto al cuerpo, juguetes inimaginables, paraíso para melómanos, mitómanos, lectores de “viejo”, locos por el diseño, amantes de lo étnico y un largo etc. Sin ánimo de excluir a nadie, pues podíamos hacer otros diez viajes diferentes e igual de satisfactorios y no repetir uno solo de los lugares mencionados, me permito algunas recomendaciones:  The Met Opera Shop , la oferta operística mas amplia de la cuidad, donde puedes encontrar rarezas como la colección “The Studio Albums” con 7 Cd’s de música popular italiana grabadas por un joven Pavarotti dirigido por Manzini o Magiera entre otros, e

...New York, infinito (1)

Imagen
Oí decir que el lema que preside la vida en esta frenética ciudad es “Ride the Wave” algo así como “Cabalgar en la cresta de la Ola” una forma de entender y personalizar un estilo de vivir lo cotidiano, pero aún siendo cierto, New York no sería la gran ciudad que es, si no proporcionase otras alternativas diametralmente opuestas en las que la tranquilidad, el ocio sosegado, la contemplación y el descanso compartido, no fueran estímulos placenteros y reconfortantes y prueba de ello son algunos ejemplos como los paseos tempraneros por Central Park , una dilatada visión del Skyline desde el Brooklyn Heights Promenade , una lectura corta en el Walt Witman Park o incluso un reencuentro con la paz y el silencio asistiendo a la Solemne “Celebration of the Lord’s Pasión” con el “Miserere mei Deus” de Allegri o el “O vos omnes” de Casals en la Holy Family Church . Pero esa hiperactividad de la que difícilmente queremos escapar contagia sin excepción a propios y extraños que acudimo