Mostrando entradas con la etiqueta Zaha Hadid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Zaha Hadid. Mostrar todas las entradas

1 de febrero de 2010

Héroes de Cabecera. Zaha Hadid (XIV)

Zaha Hadid es la arquitecta más famosa del mundo, una élite hasta ahora liderada por hombres que se ve enriquecida por el trabajo de esta iraquí que en Octubre próximo cumplirá 60 años.

Tenía 25 y un pasado como hija de un ministro socialista iraquí cuando aterrizó en la Arquitectural Association de Londres, donde, bajo la tutela de Rem Koolhaas, alimentó la creencia de que la arquitectura podía cambiar el mundo. Hoy finalmente, la arquitecta dejará su huella en el Reino Unido, el país que la ha visto formarse y crecer profesionalmente pero que, hasta hoy, parecía resistirse a verla triunfar.

Se trata de un pequeño pabellón de tela, sede temporal de música de cámara para el Festival Internacional de Verano en Manchester, que podrá visitarse hasta el 1 de Septiembre próximo, ideado para escuchar a Bach y levantado en medio de un museo, equipado con 600 sillas de Verner Panton en negro.
Un nuevo reto para esta arquitecta acostumbrada a lo difícil. Famosa por sus osados dibujos, consiguió levantar sus primeras obras cuando ya era conocida en todo el planeta. Obras, sin embargo ausentes de todo trascendencia popular, como el aparcamiento de tranvías en Estrasburgo y una pista de saltos de esquí.

Entre tanto, en su país, -hoy es ciudadana británica- se cansaba de perder concursos. O peor aún, de ganarlos sin que le dejaran construirlos.
Pero aquello fue sólo el principio, empezó a acumular premios, desde el Mies van der Rohe de la Unión Europea, al Pritzker, que distingue a los mejores arquitectos del mundo.

Hoy, tiene obra en Estados Unidos, Alemania, Japón, Italia o España, y diseña complementos exclusivos para las más reputadas empresas de lujo, desde Chanel a Louis Vuitton, con un sin número de brillantes ejercicios efímeros como el pabellón itinerante de la misma Chanel o las escenografías de Pet Shop Boys.

Zaha, sabe que no es completamente aceptada, su arquitectura se caracteriza por una fuerte propuesta y para lograrlo cree que es muy importante construir los proyectos teóricos o sea, los proyectos ideológicos, pues de ese modo se trasciende la idea de hacer estructuras interesantes para lograr verdaderas estrategias construidas. La morfología de de sus propuestas se despliegan como aplicación de un código visual propio. Su obra está en una incesante recreación, en un movimiento circular de signos en rotación.

Tuve oportunidad de pasear por su pabellón puente, en la Expo de Zaragoza y me gustó, fue como entrar en un museo y meterte dentro de una obra de Arte, a veces puente, a veces túnel, toda una anécdota