15 de septiembre de 2014

Palabra 38 de 52: "Anillo"



La notas del tema de Antón García Abril, se quedaron a vivir en un rincón de nosotros. Cada noche la melodía de cabecera abría un nuevo surco a golpe de fotograma y desde entonces "Anillos de Oro" quedó unida a nuestra adolescencia.

                                

Siguiendo una idea de Sindel

13 de septiembre de 2014

Los Domingos... Limpieza general. Mi nombre es LG. (Aireando viejos relatos)


     Mi nombre es LG, mi apellido Windows, de lo que podéis deducir que pertenezco a una familia y a un momento donde la ficción y la realidad se confunden.
     Tengo un cuerpo equilibrado, altura y peso estables, mientras que mis pulsaciones y tensión son más cambiantes. Mi cabeza es ancha y plana y tiene matices y opciones de color e intensidad. En general diría que este cuerpo que Microsoft me ha dado es proporcionado y me encuentro a gusto en él.
     Funciono mediante los impulsos que generan en mi pecho las caricias de unas manos prestadas que pertenecen a un ser extraño y deforme. Sin embargo y a pesar de esas diferencias, me he acostumbrado a su presencia y con el tiempo he llegado a la conclusión, de que él me necesita más a mi, que yo a él. 
     Este complejo Ser, tiene un comportamiento de lo mas curioso, se emociona, ríe, llora, gime, grita, patalea, susurra, canta y todo ello aparentemente solo delante de mis virtuales narices.

     Os cuento, que una vez lo vi alegrarse hasta la locura cuando le destapé un mensaje que decía: “Sirva el presente correo para comunicarle que su Proyecto ha sido seleccionado entre otros 50 para la realización del Museo de la Naturaleza en la ciudad de Paris”
     Que otra vez lo vi llorar de amargura, cuando recibió un adjunto que decía: “Estimado señor lamentamos comunicarle que después de las pruebas pertinentes le confirmamos que ese tumor que le detectamos en su día, es irremediablemente maligno”
     Otra vez también, escribía y escribía participando en un debate sobre letras, textos, libros y cosas parecidas, detecté por la temperatura de mis teclas que el intercambio de opiniones era acalorado y apasionante.
     Os cuento, que alguna vez me he resfriado y mi cara se ha quedado totalmente negra, inmersa en la más absoluta de las oscuridades y este ser tan especialmente raro, me ha curado y cuidado hasta recuperar mi habitual luminosidad y colorido.

     Ahora, os cuento que ya soy mayor y ha llegado mi hora, creo que mis “Enter” están contados y un joven LG ocupará mi sitio. Porque él, (el raro) no debe, no puede y no quiere estar sin Internet.


11 de septiembre de 2014

Este jueves, relato. "No te vayas a quedar de piña..."

     
     -¡Que te he dicho mil veces que aunque la piña se vista de seda, piña se queda!
     -¿Tú crees, no pasaría por una piña real?
     -¿Real, dices…? Como mucho una piña colada con cola de pavo tonto.
     -No me digas eso, que me despiñono, ahora que estoy en edad de merecer…
     -¿Merecer…? Sí, solo te falta un cartel que diga “Piña vieja busca Piño en buen estado”
     -Es que yo no soy una piña cualquiera… soy de savia azul, mi mamá me llamaba “Principiña”
     -Eso sería antes de la guerra de los 100 piñones, y tú los perdiste todos.
     -Los perdí con dignidad y eso me hizo heredera del honor que me acompañará siempre.
     -Quítate de enmedio del camino que como venga el hijo del pastor, de una patada te pone el honor y la dignidad en la otra parte de la pinada.