Mostrando entradas con la etiqueta Paco Alberola. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Paco Alberola. Mostrar todas las entradas

19 de septiembre de 2014

A cada latido. Poema


"A cada latido..." 
Poema de Paco Alberola.

             

Paco Alberola, nace en 1943 en Benifairó de la Valldigna, en la comarca de La Safor de Valencia. En 1947, se traslada a la capital, donde estudia Bachiller, Preuniversitario y asiste a cursos de cine, teatro y poesía.
En los años sesenta, es crítico de teatro y cine en la Cartelera Turia. En 1964 hace el Servicio militar en El Aaiún, dirigiendo el gabinete de fotografía de la Policía Territorial del Sahara. (donde escribe la mayoría de sus poemas)
Durante los años 1966 a 1968, vive y trabaja en Madrid como fotógrafo en la agencia de publicidad Larios.
Como consecuencia de una estrecha relación con el grupo Equipo Crónica, se convierte en el fotógrafo de la mayoría de los artistas de esa generación, Rosa Torres, Miquel Navarro, Equipo Realidad, Carmen Calvo,  Manuel Boix, Arturo Heras, Armengol, Pablo Serrano, Josep Ginovart, Manolo Valdés, Ángela García, J.M. Ciges, Rafael Marti Quinto, Eva Mus, etc.

Ha impartido cursos y seminarios de prácticas de fotografía publicitaria en el CEU San Pablo, MasterClass (Kodak) y en la Universidad Politécnica de Valencia.

De 2005 a 2008 fotografió los proyectos de la Fundación La Luz de las Imágenes, especialmente en el seguimiento de la restauración de los Frescos de la Catedral de Valencia.

Miembro fundador de la Asociación de Fotógrafos de Publicidad y Moda de la Comunidad Valenciana. (AFEP)




28 de diciembre de 2008

...a propósito de Raimon

(guardaba este recuerdo a la espera del momento propicio, pero una entrada de Maac, http://cantanellas.blogspot.com/2008/12/cant-e-tenor-cantaven-tal-balada.html que por cierto, me ha gustado mucho, he hecho que “reviscolara” esta admiración y respeto por el cantautor de Játiva)

...el de Raimón, fue mi primer concierto en directo.

Había conocido al fotógrafo Paco Alberola trabajando en un catálogo de promoción de producto para una empresa de ascensores y cuyo diseño y maquetación corrían por mi cuenta, Paco, ya era en ese momento un destacado fotógrafo de Studio, con unos conocimientos y propuestas superiores a la media que yo frecuentaba, era vanguardia pura, atrevido, colaborador y respetuoso con las iniciativas de los demás, que él se encargaba de llevarlas a unos limites de calidad inusuales, era generoso con sus posibilidades, con sus conocimientos y con su tiempo, era un artista culto y como la mayoría de ellos de “izquierdas”, mi larga relación con él y con otros de similar talante me llevaron durante mucho tiempo a alimentar la afirmación de que la “Cultura es de Izquierdas”

En su Studio colgaban originales de Equipo Crónica y Genovés y se oía con frecuencia música de Pau Riva, Pi de la Serra o Llach, pero sobre todo todos los temas editados hasta el momento por Raimon, sus primeros himnos, que así lo eran “Al vent”, “la Nit” y “Diguem no”, sus hermosas canciones de amor como “Veles e Vents”, “En un Puny”, “De Nit a Casa” o los formidables poemas musicados de Auxias March, Salvador Espriu o Víctor Jara. Un día nos contó entusiasmado la posibilidad de asistir a una actuación del cantautor de Játiva en una pequeña sala de Valencia y con todas las reservas planeamos junto con Estrella su mujer y otros amigos el asistir al concierto, evidentemente, si éste se llegaba a autorizar.

El Concierto de Raimon en la Sala Studio de Valencia, fue un acontecimiento a caballo entre el miedo y el riesgo que entonces, por los años sesenta llevaba implícito exteriorizar incondicionalidad por un personaje de su contenido socio político y al mismo tiempo por la gran ilusión de ver en directo al autor de temas tan entrañables y comprometidos, como lo eran los suyos en aquel momento.
Raimon con pantalón y camisa de seda negra y con un solo foco iluminándole parcialmente su figura, nos ofreció una actuación emotiva e inolvidable.


A los pocos días Paco me presentó a los componentes del Equipo Crónica, Manolo Valdés y Rafael Solbes, pues Joan-Antoni Toledo tercer componente del grupo lo había dejado recientemente, estos me recibieron en su viejo y pequeño estudio de la Calle del Mar, el motivo de la entrevista no era otro sino, encargarme el Diseño y la Reforma de unos bajos ubicados en la calle Turia, destinados a convertirse a partir de ese momento en su nuevo Estudio, el local era grande y muy alargado, situamos en primer lugar y a ambos lados, una zona de espera y atención al cliente con unos enormes bancos corridos de grandes cojines, a continuación varias estancias dedicadas a taller y administración y al final del pasillo que desembocaba en un corral que dejaría de serlo para convertirse en un espacio ajardinado, antesala del gran estudio situado al fondo del local, de aquella experiencia solo guardo, además del recuerdo, una serigrafía de Crónica, firmada como prueba de autor, que me regaló el propio Paco Alberola.