4 de enero de 2017

Este jueves, relato: Lo uno y lo otro.


Abril 1960

Esa noche no aparecieron por casa.  Julia, Edu y él habían estado maquinando la forma de escapar de sus casas a la búsqueda de un mundo mejor. Uno que les permitiese hacer suficiente fortuna para sacar a sus familias de la miseria en la que se encontraban.
La noche les sorprendió en un bosque cercano y decidieron descansar hasta la madrugada. El destino era improvisado, igual valía un autobús a Barcelona, un auto stop a Alicante o la bodega de un buque en dirección a Mallorca.
Los tres juntos acurrucaron sus minúsculos cuerpos prometiéndose amistad eterna. Unidos para siempre. El miedo y la noche se unieron para darles la alternativa lejos de los suyos, del brasero bajo la mesa camilla y la bolsa de agua caliente, pero su decisión era firme y aquella promesa, para ellos, era un compromiso vital.

Agosto 1980.
Julia y Edu esperaban su primer hijo. Ella insistió en llamarle como a Luis al que, con la misma insistencia, propuso como padrino.
Aquella mañana, Edu regreso a casa antes de lo habitual. La ejecución de un maldito ERE lo había puesto en la calle y su futuro quedaba en entredicho. Al entrar oyó voces en el dormitorio, irrumpió en él con fuerza sorprendiendo a Julia y Luis haciendo el amor. Por un momento lo tuvo todo claro… y lo vio oscuro, sacó una pistola del tocador y los mató de un certero disparo. Se acurrucó junto a ellos como aquella noche en el bosque y se disparó en la sien mientras balbuceaba… unidos para siempre.



9 comentarios:

  1. Una historia que nace con la esperanza y que acaba en forma de traición, porque este afan de los humanos de no valorar la autentica amistad. Cruel y con un duro final, pero muy bien escrita. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Terrible historia de amores y traiciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me quedé en shoxk...esperaba un final feliz...que hubieran logrado un futuro como el que esperaban...se que 20 años cambian muchas cosas en la historia y eso me asusta..mas aún cuando mi hijo de 24 años esta a punto de irse con sus amigos a Chile en busca de una oportunidad que aquí en Venezuela, no hay...y,,,bueno....es una historia nada mas...mejor seamos felices y que coman perdices....feliz día de Reyes y que recibas muchasssss cosas lindas

    ResponderEliminar
  4. Feliz Año .. La historia es de risas y lloros pues la vida les unió y los separo de una manera trágica el amor , los celos y pq no la incomprensión .
    La vida al fin y al cabo , de la amistad al amor y del amor al odio y de este a la muerte de los amantes .
    Un abrazo y feliz noche de reyes.

    ResponderEliminar
  5. Duro relato pero tan actual, que me hace pensar que nuestra parte animal hace mucho que le ganó la batalla a la parte humana.
    El balance es tremendo: En 2016- 44 mujeres han muerto en nuestro pais. 23 niños han quedado huerfanos. Algo estamos haciendo muy mal querido amigo, pues dicen qué entre los adolescentes los celos y el poder reinan sobre todo lo demás.
    Abrazos y un achuchon a tu guapo nieto.

    ResponderEliminar
  6. Estoy convencido que la verdadera traición no estuvo en lo que se conoce infidelidad. Sino en la reacción de matarlos. Además matar a una mujer embarazada.
    Bien contado.

    ResponderEliminar
  7. me ha dejado temblando lo certero de las letras!
    lo asertivo del relato.
    como siempre, Alfredo.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡QUE HORROR!!!, ME HE QUEDADO SIN PALABRAS. SUPONGO QUE EDU EN AQUEL MOMENTO,NO VERIA OTRA SALIDA. TU RECDACCIÓN COMO SIEMPRE: IMPECABLE!!!UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  9. Ese ... "Unidos para siempre", lo llevaron a otro nivel, quizás la traición, como dice Dem no fue en el desenlace, quizás fue en no ser honestos.
    Estremecedor, sin duda
    Un beso, Alfredo

    ResponderEliminar