12 de octubre de 2017

Este jueves, relato: Negra noche, negra


Que negra es la noche. 
Frente al teclado de letras blancas las yemas de mis dedos reposan inquietas sin saber que hacer, por donde empezar. Necesito una frase; un artículo determinado; un pronombre personal o  un nombre común, una idea, un pellizco que me estremezca. 
Que negra es la noche.
Que sombría tu ausencia. Levanto la mirada y busco, en un largo travelling, esa imagen que me despierte de mi letargo. Veo con avidez fotos y objetos y les grito que me cuenten sus sueños, sus vivencias, hoy no es su noche, ni la mía, me detengo en la ventana y llueve.
Que negra es la noche. 
Solo un «La» para entonar. Se mezclan y me confunden los «Mis», los «Re» y los «Fa». 
Suena la música, negra. Ella y yo solos en la madrugada.
Que negra es la noche, y amanece. 
Los primeros brillos de un sol que todavía no despunta, el cristal se empaña y las gotas de lluvia resbalan en un surco, negro, interminable. Miro su foto. ¡Qué niña, qué porte!
Descalzos sus pies y vestida su mirada, leo: «Te escribo estas letras, las últimas...».
La Noche... ¡Qué larga y negra es la noche!

Más colores en mi Plaza 

14 comentarios:

  1. Qué triste pero qué bella tu aportación.

    ResponderEliminar
  2. En la noche negra como dices tb se ven los colores , solo que hay que estar más atento a ellos , y la música te irá diciendo paso a paso que color dar ese teclado donde tus yemas han de poner algún poema ..
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  3. Conmovedora carta en donde el negro de la evocación nostálgica y la soledad anuncia un muy oscur final. Impecable texto, Alfredo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Esas noches negras, esos recuerdos hirientes, ese estar y no estar...perfecta exposición de un estado de soledad.
    Besos Alfredo.

    ResponderEliminar
  5. Demasiado negro y triste para mí, en tu noche.
    Aunque me ha gustado y reconozco su mérito.
    No obstante viendo la noche en positivo, creo que hay más temas, que negra y triste.

    ResponderEliminar
  6. Noche de soledad donde no las musas parecen asomarse a tu ventana. Que negrura, que oscuridad, suerte que cada mañana sale el sol. Impecable, besos.

    ResponderEliminar
  7. Si que es triste pero también profundo... Espero que sea mas una fantasía que un recuerdo vivido... Saludos 🙋

    ResponderEliminar
  8. Me gusta como aúnas la noche negra con el brillo de las notas musicales. Con las repeticiones acunas un texto hermoso y con un ritmo ágil. Enhorabuena. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Aunque la noche sea negra tú la coloreaste con tus letras de una manera sublime, Alfredo, me encantó tu colorido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Que te ha quedado una noche preciosa, iluminada por esos recuerdos y las bellas palabras.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. No puedo imaginar una negra noche que no esté relacionada con el tema del dolor y los hospitales. El que no conoce estas ncches no sabe realmente, lo que es una noche osocura de verdad. Saludos!!!
    Desde el punto de vista literario es una redaccíón perfecta.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alfredo: Aprovecho que aún no has cerrado el Jueves, para enviarte mi relato que tengo a punto desde el miércoles pero por problemas con Internet, no he podido entregártelo antes. Espero que lo comprendas y sino es mucha moléstia, me enlazas. UN abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Fijate aqui en Miami las noches son claras.....sin nubes y muy pocas estrellas. Aun recuerdo las noches en Buenos Aires eran negras y todas consteladas. un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar