25 de abril de 2009

...Sábados de Mercedes, (cuento erótico)

eros.
(Del gr. Eρως, amor).
m. Conjunto de tendencias e impulsos sexuales de la persona.

...Conocí al soldado Martínez en la primera fase de la instrucción.
Recuerdo su entrada en el patio de alistamiento, fué de los primeros en llegar, con el rigor y la puntualidad que caracteriza a la gente del campo, comprometido con la naturaleza y consigo mismo, pero perdido, ajeno a aquella experiencia que le había arrancado de su pueblo por primera vez en su corta vida.

Saludó con un tímido movimiento de cabeza que correspondí sin demasiada trascendencia, pensé “Dios mío, a este le falta poco para cagarse en los pantalones”

Era de mediana estatura, fibroso, tostado de brazos y cuello por el Sol rural del mediodía, debió de intuir en mi gesto algo mas que un saludo cortés e inconscientemente se refugió en mi entorno espacial, reclamando desde el fondo de sus ojos azules un pacto clandestino de ayuda y protección.

En esos momentos, el soldado Martínez no era dueño de nada y sin embargo dejaba traslucir una sensibilidad y ternura que le hacían poseer un gran atractivo.

Su falta de experiencia mundana la compensaba con creces con una belleza y obviedad del hombre que ha aprendido a vivir con el trigo, la viñas y los animales.
El, no tenía ninguna intención de demostrarlo, era así, sin proponérselo, pero yo sentí la necesidad de descubrirlo y apadrinar esa indefensión tan evidente, ...nos gustábamos.

Los altavoces del Patio reclamaban la presencia de los nuevos reclutas en el interior del Pabellón, llamándolos por orden alfabético: Alamar, Arriaga, Badenes, Borja, Castejón, ......Martínez, Marzal,
En ese momento supe como se apellidaba y que por alguna razón el destino del abecedario nos enlazaba el uno junto al otro.
Al descargar nuestros petates en la misma litera cruzamos la mirada por enésima vez e intuí un rubor que era recíproco, me quedé con sus limpios y celestes ojos, ...nos deseábamos.

Fueron minutos interminables, minutos para desnudarse, minutos para vestirse, minutos en los que nos sorprendimos curioseándonos con el rabillo del ojo, compartiendo el afán de disolver nuestra individualidad en la del otro, minutos de controlar las manos que suicidas buscaban el roce, la caricia, el aliento.

Era otro lugar, lejos de todo, incorporándonos a un colectivo en el que el tedio, la displicencia y la angustia, amenazaba el único activo que empezábamos a poseer, que era amarnos, y este deseo podría con los presagios de los tiempos adversos que estaban por venir.

Ficción recreada de mi relato del 01/12/2007 “...Puta Mili”
Podéis leer mas relatos en http://ardilla-roja.blogspot.com/

18 de abril de 2009

...Sabados Literarios. "El paraguas que quería ser flor"


...Se abría demasiado pronto y eso le obsesionaba, acostumbrado a esa inmediatez que en su día le pareció tan eficaz, hoy unas lluvias después, mas bien le molestaba, quería disfrutar de ese movimiento tan instantáneo hasta entonces y convertirlo en un viaje lento y parsimonioso, casi imperceptible, mas que abrirse de golpe, lo que quería era crecer despacio.

Recordaba que una vez vio un reloj en un campanario y comprobó el paso del tiempo sin que el tiempo exteriorizase sus movimientos, de pronto era las Doce y mas tarde la Una y luego las Dos y por mas que fijase la vista de sus acharolados ojos en las negras y puntiagudas saetas era incapaz de detectar el mas mínimo movimiento.

Así querría ser él, un paraguas que pasará de estar cerrado a abierto sutilmente, pasearse por todos y cada uno de los diámetros que dibujase su circunferencia de una forma tan pausada que sólo la ausencia total de lluvia evidenciase su absoluta apertura.

Comentando estos pormenores con su amiga la Sombrilla, reparó en la alegre ornamentación de la que ésta hacia gala, cubierta con un estampado repleto de rosas, tulipanes, calas, orquídeas, como si de una cretona inglesa se tratarse e hipnotizado por tanta belleza, decidió que a partir de ese momento, sería Flor y hacerse adulta en silencio, lentamente, u
na Flor que naciera de un bastón de madera noble y barnizado, creciese escondida detrás de los rayos de acero hasta llenarlo todo con su color y perfume, protegiéndo a un cuerpo querido, de una lluvia que ya empezaba a arreciar.

15 de abril de 2009

...Pueblo de Pekín

Que Grande es la Música,
Que grande es la Opera,
Que grande es Puccini,
Que grande es Turandot.

Y que maduro estaba el Maestro en ese momento, maldito cáncer que nos privó de mas de una Turandot, cuanta diferencia percibí anoche con sus operas anteriores.

He leído de nuevo el post que le dediqué a la representación del año pasado, la producción es la misma, sólo que esta vez dentro del abono, Maazel sustituye a Mehta, Elisabete Matos a Maria Guleghina, Francesco Hong a Marco Berti, el resto repiten casi todos.

Voy a utilizar algunas observaciones de aquella entrada para completar rápida e informalmente el Post de hoy, (no tendría sentido si fuese a repetir lo mismo de entonces)

La dirección de figurantes y resto de actores me ha pasado desapercibida y esto es bueno, como los árbitros en el Fútbol que tienen que estar pero sin llamar la atención, movimientos muy cuidados y en ocasiones con composiciones muy complejas y disciplinadas.

Al Emperador Altoum le han curado el Parkinson que tanto molestó el año pasado, eso si, ha salido con una borrachera de libro, lo cual es comprensible si nos atenemos a la hija que le ha tocado en suerte, pero sus movimientos han sido mas lógicos y entendibles.


No así los de Alexia en el primer y segundo acto que pecaban de un histrionismo propio de una película de cine mudo, sin embargo a puesto mucha tierra de por medio en el tercero en donde en mi opinión ha mejorado en todos los aspectos, con una voz justa (que no justita como la del primero) y una interpretación natural, amable y hasta convincente en la muerte por auto ahogo con el foulard que ya lució el año pasado.

La noche del “Nessun dorma” me ha perecido mas noche que la anterior, la recuerdo excesivamente iluminada, tendré que repasar el video que he recibido a través de Alvaro, (pienso que hay detalles que no pueden cambiar en una misma producción) en esta ocasión la he sentido más íntima, más oscura, más noche.

Me gustaron mucho mas Guleghina y Berti que los gritones de hoy, entiendo lo fácil que es arrancarnos un aplauso después del In Questa reggia o del Nessum dorma, aunque sea para interrumpir o silenciar las notas que lo preceden, es algo que no tiene remedio.

Siempre que veo un Turandot, pongo especial atención en la última escena para captar algún detalle que me revele la ausencia de Puccini.

El 4 de noviembre el Maestro se llevó consigo los esbozos del dúo a Bruselas; cuando murió, ninguna sección del dúo estaba terminada, tan sólo existen 97 compases para canto y piano, mientras que para las secciones sucesivas hay algunos apuntes aislados.

Cuentan que ni siquiera es este el verdadero final de Alfano, que en realidad se trataba de manchas de tinta rabiosas y casi indescifrables, encontradas en los archivos de Ricordi en el 79 y que se le atribuyen 268 compases plagados de repeticiones, mientras que el auténtico, en partitura orquestal completa, tiene 377.

A Alfano lo eligió Antonio Puccini, que conocía los gustos y los juicios de valor paternos. Y compartió con Ricordi los gastos de tan delicado encargo. El maestro napolitano se rehusó cuanto pudo pero la amistad con Puccini y el sentido del deber vencieron sus escrúpulos, le entregaron fotografías de los heteróclitos apuntes.

Por intentar descifrarlos terminó contrayendo una grave enfermedad ocular, se le obligó a atenerse estrictamente a la "voluntad del autor".

¿Que podía hacer a partir de esos indescifrables borrones? No obstante, completó Turandot con la más profunda conciencia de un verdadero compositor, respeto el fondo acercándose al mas puro estilo de Puccini.

Y para terminar un cotilleo para malpensados, de nuevo el palco VIP estaba medio lleno, en esta ocasión por D. Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Valencia , órgano competente para enjuiciar a cargos autonómicos aforados. (entiéndase el caso de los trajes del Presidente Camps)

5 de abril de 2009

...Preservativos


La Conferencia Episcopal Española asegura que no ha cambiado su postura en contra de la utilización del preservativo en la lucha contra el SIDA y afirma que su uso “es contrario a la moral de la persona”.

Sonó la alarma en la jerarquía eclesiástica cuando se conocieron las declaraciones de su Secretario General Juan Antonio Martínez Camino en las que afirmaba que su uso (el del preservativo) “tenía cabida en el combate contra el Sida” esta declaración, que parecía contener cierta relajación en las tradicionales posturas eclesiásticas fue rápidamente matizada, contextualizándola dentro de una estrategia más amplia que incluye también la abstinencia y la fidelidad, y puntualizaba la Conferencia Episcopal a través de un comunicado difundido en su página web, que: “Esta declaración ha de ser entendida en el sentido de la doctrina católica sostiene que el uso del preservativo implica una conducta sexual inmoral, ya que lo único verdaderamente aconsejable es el ejercicio responsable de la sexualidad, acorde con la norma moral”
No obstante, la nota aseguró que la prevención del sida es un asunto que preocupa mucho a la Iglesia, a los católicos y a las instituciones eclesiales.

En su primer viaje como pontífice a África, el continente más afectado por la epidemia de SIDA, Benedicto XVI ha afirmado que la distribución de condones para prevenir nuevos casos “no es la solución al problema, sino que más bien agrava la situación”. Y esto lo dice en su visita a un país donde el SIDA ha causado 25 millones de muertes, aportando como única solución la fidelidad dentro del matrimonio heterosexual, la castidad y la abstinencia.

Aprovecharse de la desgracia del prójimo para hacer propaganda de las ideas que uno tiene, no me parece nada caritativo, insistir en la abstinencia sexual a propósito de la enfermedad, cuestionando además el mal resultado del condón es como criticar a la novia que se ha echado nuestro queridísimo e inmaculado hijo añadiendo además que es fea y de familia venida a menos.

No hace falta marcharse al Camerún para encontrar un motivo que pueda justificar que este es un castigo a una comunidad promiscua imposibilitada a vivir una sexualidad plena, en nuestra sociedad, la tuya, la mía, el SIDA no es sólo una circunstancia adversa que afecta a una minoría de réprobos a los que se les mira de lado como si lo tuviesen merecido, es todo un problema de Salud Publica y en ese sentido apoyar con todas las medidas preventivas conocidas es la obligación de los que nos gobiernan tanto el Cuerpo, como el Alma.

Así que, colega, tanto para no preñar desconsideradamente a tu compañera, como para prevenir el SIDA, usa el preservativo, al fin y al cabo es mas viejo que la religión.

4 de abril de 2009

...Sábados Literarios

...Que pasaría si yo no fuera yo?
Sé quien me gustaría ser, pero esa no es la cuestión,
La cuestión es ¿quién sería en realidad?
Miro a mi alrededor y me fijo detenidamente en mis hipotéticos otros yoes.

...Quizás aquel joven, vestido de semana santa, todo solemne, serio y oscuro, está pálido y parece enfermo, camina demasiado deprisa y parece que va a ninguna parte para ser yo.

...Quizás este otro adulto, ...que lleva puesto? parece un uniforme, variada gama de grises que acaban en un casi negro de los sucios y viejos zapatos, lleva la vida a cuestas, le pesa demasiado para ser yo.

...Y esta señora? Porqué no? Sería una señora estupenda, no estaría mal que alguna vez lo probara, pero no, no podría con tanto riesgo, esfuerzos sublimes, desigualdades evidentes, poco reconocimiento para ser yo.

...Quizás ese gorrión que adivino entre las ramas del árbol, no, imposible, no entiendo de pájaros, ni de perros, ni de gatos, ni de caballos, sin embargo creo que me estoy aproximando, su ordenada acritud me resulta familiar.

...Ese si, ese podría ser yo, lo veo de cintura para arriba y me gusta, barba de dos días y ojeras de tres noches, melena corta y canosa peinada con los dedos de la mano, se muestra incómodo por mi insistente descaro, le fijo la mirada y despliega sus dudas, yo también me siento desnudo y decido alejarme cuanto antes de esa luna del escaparate.

Ese, quizás, si podría haber sido Yo.

Podéis encontrar más relatos en: En el pais de la incertidumbre
http://rodriguezdesousa.blogspot.com/