25 de noviembre de 2008

...Tosca frente a Mimi

Empezó el frio de verdad, y esto empieza a oler a Navidad, dejo caer este post para hacer boca.

El País Semanal, publicó este artículo de Terenci Moix, en las Navidades del ’93,

“La nochebuena me sorprendió en Nueva York, escuchando La Bohéme.
Parece ser que el Metropolitan la programa cada año para estas fiestas.
No deja de ser una costumbre lógica.
En una noche como ésta se le apagó la candela a la pobre Mimí, pretexto ideal para colarse en la buhardilla de cualquier poeta exaltado. No necesitó muchos pretextos Zeffirelli para organizar uno de esos montajes legendarios, que llevan encandilando al público desde hace casi quince años. La apoteosis del segundo acto, con el mayor lucimiento posible de figurantes invadiendo las calles de París, mantiene intacta su capacidad de asombro.

Siempre nos ha gustado que en la Opera las cosas sean más grandes que en la vida. Y en esta Nochebuena, Opera y Vida se juntaron, pues al salir del Met, nevaba sobre Nueva York, exactamente igual que nieva sobre la estropeada salud de Mimí en los desoladores espacios del segundo acto. Fantástico compromiso entre lo real y lo soñado. Opera, fuera de la ópera, en resumen.

Completé mis fiestas del modo más Pucinniano posible, con otra de sus heroínas; la que es sin duda mi favorita.

Me refiero a la tempestuosa Floria Tosca.
Hace ya años que Montserrat Caballé enriqueció mi videoteca con una copia de su actuación en Tokio, durante una célebre gira del Covent Garden por el Lejano Oriente. El otro nombre invitado era José Carreras, en su momento ideal para ser un Caravadosi irreprochable.


Cantante bella misma en la ficción, la signora Floria ofrece posibilidades de dramatismo como casi ninguna otra de las grandes reinas del repertorio. En la grabación a que aludo reaparece el nombre de Zeffirelli, pues suya era la puesta en escena en aquel evento excepcional, con antecedentes que no lo eran menos.


En realidad se trataba de la puesta en escena para María Callas en el mismo Covent Garden. Acertó de pleno “il signor Franco”, cosa que no siempre le ocurre, para mi gusto.

Es tan decorativista ese Señor, que un florero puede ser más importante que los propios intérpretes. Por fortuna la ciudad de Roma tiene más fuerza que las veleidades de cualquier decadentista. En sus ruinas, la decadencia adquiere un sentido histórico.
El poder pontificio representado por Scarpia es demasiado bestial como para que no acabe aplastándonos como una losa en forma de “Te Deum”. Zeffirelli acertó al darle forma magnificando la omnipotencia del barroco romano, pero es en la terraza del Castel Sant’Angelo donde tiene lugar la escena que, a mi juicio, define mejor el carácter de Floria Tosca: cuando ésta enseña a Mario como a de fingir la muerte por fusilamiento.


Hasta aquí hemos visto una heroína atormentada por los celos, humillada por la persecución de Scarpia, horrorizada por el dolor de ver torturado a su amante, y en fin, engrandecida por el asesinato del déspota. Pero en la terraza del Castel Sant’Angelo aparece la actriz, la popolana que llega a confundir la vida real con el teatro.
Ante la torpeza de Mario para interpretar la farsa propuesta, ella parece enorgullecerse al decir: “Con escénica ciencia, yo sabría el movimiento” Y su amante pintor, pero manierista al fin y al cabo, acaba por entender el juego exclamando: “Come la Tosca in teatro”.

Floria Tosca es una de mis personajes favoritos y al aclararlo creo hacer una declaración sobre mi propio carácter. En la ópera prefiero siempre a las heroínas apasionadas, mucho mejor si presentan alguna doblez. Una Amneris o una Éboli me apasionan como no lo consigue Mimí, cuya tuberculosis gana, por otro lado, tantas voluntades. Esta pobrecita resulta ideal para unas excelentes navidades blancas. Muere al disolverse la nieve. Floria Tosca por el contrario, inspira noches de tormenta y tardes de siroco sobre las piedras milenarias de Roma. Inspira la pasión en su estado más puro.
Lo que nunca muere como decían los folletines de antes.”


18 de noviembre de 2008

...Mi Plaza, cumple años

Es esta una Plaza que se va llenando de gentes entrañables, que dejan huellas de innegable sensibilidad, sabios temáticos, poetas de y del corazón, relatores apasionados, correctores respetuosos, observadores silenciosos, artistas del pincel, de la Lumix, del collage, del verso intimista o del transgresor, generosos todos en el ejercicio de compartir su tiempo, sus gustos, su música, su Amor.
Es esta una Plaza que hoy también se ha llenado de números, ocupando un minúsculo espacio en este inmenso servidor cibernético y que espero lo sigua ocupando por mucho tiempo.




A saber....
8.760 horas,
365 días, (y más de una noche)
54 semanas, (con sus “findes”)
12 meses,
UN AÑO !!
6.073 visitas, (algunas, en propia meta)
66 entradas
20 videos (todos de YouTube)
121 fotografías (unas mías y otras robadas a Google)
42 canciones (algunas de ellas, ya no se oyen)
199 comentarios que me dejaron 28 amigos de la BlogEsfera que por orden de aparición (como en el (Cine) han sido: Buscandolunas, Casandra, Jordi, Vivian, Zen, Iban Ramón, Fran, Violeta, Tesa, Maac, Regina, Leticia, Jose y Lola, Ampa, Lola, Cirulaxio, Gise, Loco Iván, Barbebleu, Teresa, Rosa Mª y Vte, María José, Titus, Isabel, Tosca y algún que otro anónimo, (a la mayoría de ellos me los tengo que imaginar) a Jose y Lola los pude tocar y confirmar que todo esto no es un sueño.
1 “Pan con Tomate”
1 cumpleaños (60)
UN NIETO!!

He escrito de lo que jamás pensé que me atrevería a escribir, (los que saben mas que yo de todo eso, que me perdonen el atrevimiento). Pero os aseguro que cada una de las entradas que he escrito las he subido con la ilusión de quien en la noche de Reyes deja sus zapatos más nuevos en el balcón asumiendo que quizás los Magos podrían pasar de largo,
...pero si paran, estos son mis zapatos!!

Un Abrazo a todos, en especial a Casandra que elaboró el video y a Iván Moya, que me permitió tener el lujazo de una de sus canciones como fondo del mismo.

15 de noviembre de 2008

...La Miller que yo vi.

Tengo un amigo que tiene la costumbre de limosnear en cualquier caso y circunstancia a los músicos callejeros, él opina que “La Música hay que pagarla” estoy de acuerdo con él y ya me he acostumbrado a rascarme el bolsillo en busca de alguna monedita cuando el músico-mendigo de turno se acerca con su abollada y vieja caja de galletas para recoger las dádivas por su irrepetible versión del concierto de Aranjuez con el que nos acaba de castigar, digo esto por que la Música en cualquier formato es un regalo de Dios, no me imagino lo duro, que después de haberla conocido, sería vivir sin Ella.

Asistir a un concierto en directo es lo mas sublime que nuestro adulto corazón puede soportar y si en este caso se trata de una Opera, en el Palau, con un Maazel magnifico, una Orquesta disciplinada, joven y madura y un Coro entrañable, pues el acontecimiento se eleva al límite máximo de lo soñado.

En alguna ocasión he comentado que la Opera tiene una peculiaridad que difícilmente se produce en el Cine, en la Pintura, en la Literatura o incluso en otro tipo de Músicas, si es cierto que en todas estas manifestaciones artísticas y cuando se trata de auténticas Obras de Arte están permanentemente “vivas” y su multivisión te permite extraer lecturas diferentes, matices nuevos, descubrimientos y percepciones que están mas relacionadas con nuestra creciente madurez, el mejor conocimiento del medio o una explicación o aclaración en un momento determinado, de esta forma no es lo mismo ver el cine de Buñuel con el paso del tiempo, el Guernica después de la cuarta visita al Reina Sofía, la lectura de García Márquez por enésima vez o un concierto enlatado de los Crimson cuando ya crees que te los sabes de memoria.

Pero, ...¿que pasaría si fuese Coppola el que versioneara “Viridiana” o Barceló el que reinterpretase a “Picasso”, Pérez Reverte reescribiera “Cien años de soledad” o U2 lo intentase con “In the Court of the Crimson King”?


Situaciones que sin embargo son habituales en las representaciones de la Opera, o ¿..es acaso esta Luisa Miller la misma que la de su estreno en el napolitano San Carlo en Diciembre del 49?, claro que siendo rigurosos esto vale para todas las óperas existentes.

La Luisa Miller que vi por primera vez el pasado 13 en el Palau distó algo de la me imaginé después del acelerado cursillo por fascículos (robados al blog de Maac) que me descubrieron tímidamente detalles
de este melodrama con luchas, intrigas y traiciones por el poder y por el Amor a los que ya nos tienen acostumbrados los libretos operísticos.

Opera de música amable, distendida y serena con pocos recitativos, por lo tanto mas continuada, la quinceava en el orden compositivo de Verdi y al parecer caldo de cultivo de lo que podrían ser a partir de ese momento otras óperas del maestro parmesano, en el segundo acto se apuntan repetidas las primeras notas del que mas adelante sería uno de los mas bellos y estremecedores arias de “La Traviata”
Un tercer acto brillante en el que tanto Álvarez como Voulgaridou levantaron un listón que hasta ese momento sólo me pareció correcto, no pude evitar echar de menos al otro Álvarez.

Sin obviar que es una producción del teatro Massimo de Palermo que cuenta con fondo de escenario que es una caja de cerillas comparado con el Palau entendemos que la puesta en escena sea tan limitada y precaria, ingeniosa con buenas vibraciones cuando se levanta el telón, pero decepcionante cuando empieza a desnudarse y se parece mas una corrala propia de las tópicas zarzuelas madrileñas que el resultado de un concienzudo estudio de escenificación, amén que cada uno de los habitáculos en los que se desarrollaba parte de la acción quedaban pequeños y con una ornamentación impropia tanto de las dependencias de Miller como de los salones del castillo del Conde, por primera vez he echado de menos a Zeffirelli.

Una vez mas la precipitación en el merecido aplauso de la mayoría de los asistentes me ha dejado sin el completo disfrute de los soberbios últimos treinta segundos del final de la ópera, pero a pesar de todo he salido contento, satisfecho y orgulloso por haber presenciado de nuevo un acontecimiento musical de esta tesitura en nuestra ciudad.

10 de noviembre de 2008

Coherencia y Vanguardia para un Rumbo Sostenible

Bajo el lema “Rumbo Sostenible” Casa Decor Barcelona ’08 expone ideas y conceptos que sugieren un cambio en las formas de vivir, priorizando el respeto por el medioambiente y la calidad de vida, espacios diseñados desde la creatividad y la aplicación tanto de viejos como nuevos materiales y tecnologías.
Nunca tan pocos espacios sirvieron a Arquitectos e Interioristas para decir tanto sobre tendencias que ponen de manifiesto al menos la curiosidad por las soluciones relacionadas con el bienestar, el respeto y admiración por la naturaleza.

Lejos de demostraciones rancias y convencionales, propias de certámenes de años anteriores esta edición plantea un espacio expositivo con un recorrido cómodo, ordenado en el que los diseñadores desde sus diferentes percepciones parten de un mismo continente, un cubo de razonables proporciones en el que intervienen creando espacios de una o dos alturas.

18 ambientes en el interior de estos locales de iguales medidas, 12 en el exterior y un restaurante obra del estudio de Nancy Robbins, la Norteamérica afincada en Barcelona que deja su marca en uno de los mejores restaurantes de la historia de Casa Decor con la presencia de la madera en forma, tonos y texturas que harían opcional prescindir de la comida por otra parte correctamente servida por el Catering del Hotel Arts.

Heaven, de Juli Capella, el arquitecto barcelonés, recrea en un sinuoso recorrido de paramentos curvos la aplicación de una tela opaca, traslucida o micro perforada sobre una sutil estructura de pletinas metálicas al servicio de la firma promocional ResyRok.

Port a Porta, el estudio Molins en un buen ejercicio de volumetría de espacio y mobiliario sugiere una estancia de propuestas eclécticas de aspecto confortable, tonos naturales y detalles enormemente prácticos.


Naturaleza Stándar es el espacio promocional de Ideal Stándar para el que el Studio Círculo Cuadrado han transgredido el orden, la ubicación y cantidad de los aparatos sanitarios en un reto espacial atractivo y conceptual, en la línea de lo vimos hace años a Cul de Sac para Roca.

Espacio Escénico, si Casa Decor es una manifestación de últimas tendencias en Decoración e Interiorismo donde según reza su editorial,
“la Creatividad ha sido y es el Motor que nos hace seguir adelante” este es sin duda el máximo exponente de esa creatividad, Fernando Salas nos encierra en un mundo sugerente, sin contaminar, de reflexión a puertas abiertas, con la presencia de la silla Clip, diseñada por él mismo, para el protagonista y el espectador

Siguiendo este paseo secuencial por los diferentes espacios emplazados en línea y frente a un espléndido y luminoso Mar, entramos en Duplex Efímero de Azul Acocsa diseñado por Coblonal Arquitectura, estructuralmente perfecto, en la prolongación del banco de la cocina se inicia el rellano de la escalera que sube a la planta alta, la calidad de las acabados y los encuentros constructivos son de una perfección envidiable.

El Club Slim de Sergio García, es un pequeño local de encuentro con un espacio escénico brillante donde desde la gráfica y la iluminación a los volúmenes en techo y paredes se sustentan limpios y contundentes a través de una mas que arriesgada asimetría, sólo se desborda en exceso por el mobiliario que imagino está por exigencias del guión.

La Granja firma el Espacio de Ascer, Oasis Cerámico pequeños e individuales viejos barracones de playa listados bicolores con cerámica a la vieja usanza de los que todavía mantenemos en algunas playas del Mediterráneo, algunos de ellos movidos y desplazados por el oleaje de la última marea manteniendo una ingravidez que potencia en contenido conceptual de su interior.

Y más,
...pero por hoy ya vale, éste si es el Casa Decor que me gusta, esta es la muestra que necesitan nuestros jóvenes interioristas para incentivar y propiciar sus primeros proyectos y provocar en su potencial creativo el estímulo que les lleve a conseguir aunque por propio mimetismo toda su capacidad innovadora.
Y esta es el tipo de exposición que el público en general necesita para alimentar y educar sus gustos y preferencias desde una perspectiva que raramente se da desde nuestros propios escaparates.