12 de diciembre de 2009

Héroes de cabecera. Jackson Pollock (XIII)

Desde que vi la película, la imagen que me ha quedado de Pollock, es la de Ed Harris, con su gesto irritable, permanentemente enfadado e inmerso en ese mundo interior tan complejo de las personas en constante lucha consigo mismo y con todo lo que le rodea.

Harris descubrió la existencia de Pollock a través de una biografía que le dio su padre, tal vez porque físicamente se parecían o quizá porque los dos tuvieron problemas con el alcohol o que ambos procedían del medio este norteamericano, lo cierto es que Ed Harris terminó dirigiendo y protagonizando la difícil vida del más destacado pintor estadounidense, que hizo del expresionismo abstracto un forma de perseguir su paz y su propia manera de expresarse.

Pollock, era un artista sin límites, no los mostraba ni en su euforia, ni en su arrogancia, ni tan siquiera en su debilidad.
Cuando pintaba extendía la tela, normalmente sin tratar, sobre el suelo, corría o danzaba a su alrededor y dentro de ella, derramando o goteando la pintura de manera mágica y genial, en un gesto en el que participaba todo su cuerpo y así se convirtió en el principal representante de la primera vanguardia estadounidense y el paradigma del artista heroico: por su concepción de la pintura y también por su vida turbulenta..

Sus primeras obras, de estilo naturalista, representan escenas reales, pero no tardó en adoptar un estilo más libre y abstracto, distanciándose del arte figurativo y desarrollando técnicas como el splashing o el dripping, consistentes en lanzar pintura al lienzo o dejarla gotear encima de este, sin utilizar dibujos ni bocetos, “Prefiero los palos, las espátulas y la pintura fluida que gotea y se escurre, e incluso un empaste espeso a base de arena, vidrio molido u otras materias” de esta forma lo que plasma en la tela no es una imagen sino, un hecho, una acción.

Hasta entonces los elementos línea y color permitían definir el espacio del cuadro figurativo o abstracto haciendo una diferenciación entre forma y contorno. En Pollock el lienzo es una gran red de chorreados en los que la línea es al mismo tiempo el color y viceversa.
Este chorreado ocupa el espacio entero del cuadro llegando a sus límites pero nunca sobrepasándolos.

Su gesto pictórico es enérgico, pura expresión fruto del desasosiego existencial, emanando una intensa energía y desazón que trasmite al espectador, quizás a Pollock sea el artista del que se han tomado más imágenes trabajando en su taller. Estos documentos son un material importantísimo para él, ellos descifran cual es ese referente de su obra que el observador ha de recoger. Parece que el pintor tuviese claro que frente al simple muro de pintura no era evidente que ésta partía de un acto ritual.
Muere con apenas cuarenta años en un accidente de coche, conduciendo el mismo modelo con el que también se estrellaría James Dean, en circunstancias que no aclaran si se trató de un suicidio.


Fuente: David G. Torres

7 de diciembre de 2009

15/12 Cita con La Mariposa


Desde hace unos días, Maac, viene ilustrando con algunas entradas, detalles de la Madame Butterfly que vamos a ver en el Palau de les Arts, datos sobre la representación, intérpretes, directores, etc. incluso una referencia a la película del mismo título de Cronenberg, datos que nos aproximan a esta producción del Gran Teatro Wielki de Varsovia, sede de la Opera Nacional y que la representará para los polacos en Marzo de 2.010, dirigida por Plácido Domingo.

Esta producción, con la dirección de escena del director de cine Mariusz TreliDski, tiene muy buena pinta, a primera vista se trata de una escenografía muy en la línea de otras Butterfly de R. Wilson, tanto que he necesitado comprobar los créditos de las imágenes para ubicarlas en la producción correcta, supongo que es inevitable, Wilson, junto a Carsen son dos de los máximos exponentes del Minimalismo en Escena.


TreliDski
Wilson
TreliDski
Wilson
TreliDski
Wilson

Insiste Maac, en que en que "hay vida, más allá de La Boheme, Butterfly o Turandot" y a partir de ese comentario se crea un pequeño foro de opinión en el que incorporan citas a Tosca, Manon, La Fanciulla o incluso Suor Angélica.

Salvando las distancias y en mi opinión me quedaría sólo con la incorporación de Tosca a este cuarteto de Obras que configuran esa "Vida" con la que uno cerraría el "Cielo" de Puccini, ninguna es mejor que las otras, cuatro Obras Maestras diferentes, cuatro heroínas que protagonizan dramas y tragedias de indudable trascendencia musical.

A mi me pasa que siempre me parece la mejor, la que estoy oyendo
o viendo en ese momento.
Butterfly tiene momentos musicales extraordinarios, como su inigualable dúo en el primer acto o el impactante suicidio final, aunque a veces resulte teatralmente exasperante, llenando el escenario con metáforas de tradición, servidumbre, orientalismo, etc.

No quiero pensar que a Puccini le sobrara la historia y que al capullo de Pinkerton la traición y el abandono de una mujer que le ama incondicionalmente podría resultar sólo un añadido superfluo, y que quizás lo que pasa no importa tanto como las consecuencias de lo que pasa.

En fin, preparémonos que ahora toca La Mariposa, marionetas ambas en manos de un pacto ficticio, en un país y un momento en el que los pactos matrimoniales, no valen nada.
¿Cuánto no tendrán en común, Tosca, Mimi, Manon y Cio Cio San.?

4 de diciembre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes. Cuento de Navidad




El primero en llegar fue Rojo, serio, elegante, luminoso. El, era el responsable de la convocatoria, de la que estaba seguro saldrían bien planificadas las pautas de actuación para aquellas entrañables fiestas. También era el más relevante, cabeza visible y portador de emociones y sentimientos, parecía que todo giraba a su alrededor, cuidadoso y pulcro ordenaba sobre aquella superficie transparente los guiones personalizados que mas tarde repartiría con la precisión de siempre.

En segundo lugar llegaron juntos, Amarillo y Verde, alegres, vivos y frescos, canturreando por lo bajo algo de una zarzuela que no llegué a reconocer. Ambos con cometidos diferentes, el primero para enlazar, envolver, atar los buenos deseos y proporcionar la fortuna soñada y el otro, Verde, como soporte o fondo, algo así como la esperanza en forma de espacio escénico donde se sucedían los momentos de más fuerza interpretativa, ambos sabían de la importancia de su papel, aunque sólo fuese como en el cine, un papel "de reparto".

Dorado, entró, aún sin haberse cerrado la puerta, vestido de trigo, y oliendo a Sol, eterno aspirante reflectante, sofisticado, se sentó de espaldas a la cristalera, todo un detalle, por respeto a sus contertulios de al lado.

Violeta y Rosa, tardaron un poco más, tímidos, reservados, saludaron discretamente y se sentaron juntos al final de la gran mesa, con gran ternura cruzaron sus brazos y esperaron los acontecimientos, que un año más les exigiría la máxima dedicación.

De par en par se abrieron las puertas de espejo manchado, para la entrada solemne de Blanco, estable, puro, seguro y parsimonioso en sus movimientos, ocupó el sillón junto a Rojo, que lo buscaba con la mirada, demandando esa porción de justicia, equidad e inocencia de la que su inmaculado amigo recién llegado, era portador.

Azul, entró a continuación, ensimismado, como inmerso en aguas profundas, armonioso e inspirando una envidiable confianza, propia del que siendo todo afecto, además está iluminado por los celestes brillos de un firmamento de interminables lecturas.

Llegó la hora y faltaba el de siempre, su demora, no siendo grave, ponía de manifiesto su condición de color triste, mediocre. Pausado, avanzó hasta ocupar su asiento, saludando con un gesto de medio tono y con cara de aburrido, justo en ese momento, tomó la palabra Rojo, que dijo:

"Ahora que por fin ha llegado Gris, empecemos con el plan para inundar de colores al Mundo en esta Navidad."

Otros cuentos de Navidad en el alambre de Mercedes

26 de noviembre de 2009

El Palau de les Arts, baja a la Tierra


Manual de uso y disfrute de eso que se conoce como Opera


                                        
                                     
                                     
                                     


Este folleto de acercamiento a la Opera esta editado por la Generalitat Valenciana, el Palau de les Arts e impreso por Ivadis, Instituto Valenciano de atención a los discapacitados y accion social.
Una sóla observación: en esta oferta de descuentos no están incluidas las representaciones de Les Troyens, Madama Butterfly y la Traviata. (?)

23 de noviembre de 2009

20 de noviembre de 2009

Mi Plaza, cumple años.


Parece que fue ayer, y han pasado dos años.

Me estrené con un Post genérico y un tanto pretencioso: "Cada canción un recuerdo" y no es que me hayan faltado recuerdos, es que me sobran canciones, porque aunque ambos se añaden y acumulan por igual, el tiempo cada vez da para menos.
Pero, lo importante es cumplirlos, procurar seguir siendo fiel a los recuerdos y generoso con las canciones.

Celebré mi primer cumpleaños, con un cúmulo de datos, números y nombres, tanto los datos, como los números inevitablemente han crecido, pero eso no es importante, sólo pura inercia, lo importante son los nombres, que aunque parezca que de la mayoría sólo tengamos eso, no es del todo exacto, pues junto a ellos hay criterios, reflexiones, compromisos, reivindicaciones, lecciones, amistad, coincidencias, divergencias, compañía, en definitiva una presencia regular que alimenta, estimula y acompaña.

A todos, gracias por compartir conmigo este divertimento, que es el Blog, y del que supongo me costaría prescindir.

Un abrazo muy fuerte.. y ahora a por la Tarta, que sólo son 2 velas.
Alfredo

16 de noviembre de 2009

MuVIM, 10 años de Diseño Valenciano


Un recorrido por los diez últimos años del Diseño Valenciano, son la excusa para esta exposición que con el título "Suma y Sigue" muestra el trabajo que en ese campo se está haciendo actualmente en la Comunidad Valenciana.
El MuVIM (Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad) presenta a través de una selección de piezas recientes, 250 productos y propuestas de comunicación creados entre el año 2000 y el 2008 por 130 empresas o diseñadores valencianos.

Una ‘Suma’ de esfuerzos y talentos, de iniciativas y trabajos que constituyen el pasado del diseño hecho por empresas y creadores de la Comunidad Valenciana.
Y un ‘Sigue’ que completa el título de la muestra y que se visualiza en la sala de exposición temporal de 450m2 en la que se muestran piezas representativas de las diferentes disciplinas y tendencias actuales.
En la selección conviven trabajos de diseñadores jóvenes con otros no tanto, empresas recién creadas con estudios de larga trayectoria profesional y obras que responden a criterios racionalistas con otras en las que prima el humor y la diversión.

La Exposición esta comisariada por Paco Bascuñan (entrañable profesional que nos dejó hace poco) y Nacho Lavernia, el diseño expositivo se debe a Daniel Nebot y el diseño grafico así como él del catálogo corresponde a Pepe Gimeno.

9 de noviembre de 2009

Cassandre y los Argonautas


Una vez más, el Palau de les Arts se vistió de franela, lino y algún que otro tejano.
Y es que los del turno “D” somos así de sencillos, no somos de pieles, ni demás zarandajas, discretos, tribales, pero limpios, estamos en el medio, sin rechistar, somos el turno que por no llamar la atención, ni siquiera abuchea donde y cuando los demás lo hacen, somos el turno donde el Palco Real está casi siempre vacío, (que pena de asientos desaprovechados) los del “D” somos de los que no regresan a sus butacas para disfrutar de la última entrega, quedando la platea con un aspecto desolador, las 12 de la noche es muy tarde para algunos que supongo correrán a sus casas para descansar de tanto “argonauta” y llegar a tiempo de la “porno” del Plus, eso si, a los del “D” casi siempre nos dejan libres los fines de semana para disfrutar de la casita de Liria.

Decía, que una vez más el Palau, nos ha hecho soñar y ha saciado nuestros apetencias operísticas hasta la Butterfly de Diciembre.
La música de Berlioz es sencillamente deliciosa, no sólo grande, sólida y elegante que también, su conjunto me ha sorprendido gratamente y eso que en este caso, como en algún otro, iba con los deberes hechos, (de algo me ha de valer el curso acelerado que tan acertadamente nos regala Maac)
Ni una sola cabezada, al contrario, el cuerpo me pedía un bis de la Opera completa, pero en versión concierto, no hubiese podido soportar una vez más los innumerables despropósitos de los argonautas que tomaron el escenario como si de los propios griegos se tratara.

Les Troyens, es una ópera compleja de gran riqueza y variedad musical con unas aportaciones corales sobresalientes, que una vez más la orquesta y coros titulares, resolvieron de forma perfecta, de su contenido musical y demás detalles interpretativos, no voy a soltar prenda por que no entiendo, otros (Maac, Atticus, López Vargas y Titus) ya lo han hecho con extensión y brillantez.

La “Fura...” realizó de nuevo un magnifico montaje, pero no sorprendió lo más mínimo y eso no es bueno. Técnicamente perfectos, pero la participación en el entramado escénico es muy cuestionable, falla en los detalles, exagerando lo obvio o caricaturizando situaciones, elementos y personajes de forma tan infantil que en momentos perecía que estábamos viendo Pedro y el Lobo, en versión para adultos idiotas, me refiero especialmente a la pelea pugilística y al pasacalles artesanal.

No sólo es que no se potenció el seguimiento de la trama, sino que se distrajo en cantidad insufrible, la primera hora de representación nos machacaron con un infumable audiovisual de nubes de espuma de afeitar que se repetían en bucle hasta cientos de veces obligándote a seguir la Obra con los ojos puestos en el techo.
Me quedo y creo que todos nos quedamos con su trilogía del año pasado, el barroquismo tecnológico de Les Troyens, tiene muchas lagunas, puestos a padecer los excesos de ornamentación, por primera vez y sin que sirva de precedente eché de menos a Zeffirelli.

La dirección de actores fue pesada e irregular, los chicos de “La fura...” tienen licencia para salir, cruzar o quedarse en el escenario venga o no venga a cuento musical, abusando del desmontaje, corrección y posterior montaje de los elementos. Sin embargo en este “todo vale” hay que destacar momentos de gran espectacularidad, en mi opinión sublime el acto III, hasta el desmontaje de la estructura de anillos octogonales y casi todo el V con un planteamiento estético algo mas minimalista y conceptual, (me pregunto como habría sido todo esto con Robert Wilson)

Otra noche grande de una orquesta y coros que no titubean por difícil que sea el reto, de lo que seguro todos nos sentimos orgullosos.

Y como el respetable del turno “D” es tan ingenuo, reproduzco una conversación a la salida:
...”me voy y aún sigo esperando ver salir a los griegos de dentro del caballo...”

Conclusión, si describes en exceso, malo, y si sólo sugieres o conceptualizas, malo también... los del “D” somos así

6 de noviembre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes. El lugar desde el que escribo


A diario, me asomo al exterior a través de dos ventanas, respiro y suspiro en cada una de ellas.
La más grande, con dos inmensas hojas de cristal, me transporta a una realidad cotidiana.


Recreo la mirada, y mi ensimismamiento es compartido por palomas, gorriones, helechos y un laurel, y siempre por un cielo tan variado como los gustos.
Hoy por ejemplo está gris plomizo, serio y circunspecto, pero me gusta.

Cuando amanece y se gasta la madrugada, me repito: “Hoy, puede ser un buen día” confiado, me lo creo, me doy mis tiempos y construyo lo que corresponde a mi aportación en esa unidad de tiempo que es el día.
Cuando anochece, todavía con los últimos rayos del sol, pego la nariz al cristal y repaso lentamente los misterios de las horas vividas, y veo esconderse la luz por mi derecha. Entonces, solo, en esa soledad consentida me dejo seducir por el pautado ronroneo de las palomas, y la vista se pierde por entre las hojas del laurel.

La otra ventana, sigue a continuación. Ésta, mucho más pequeña y de una sola hoja de tacto líquido me lleva a un mundo virtual, que cada vez lo es menos, y converso con ella o mejor dicho a través de ella.


Es rara esa perspectiva bidimensional, pero te acostumbras y descubres lo cerca que está todo, los conocimientos, la amistad, los descubrimientos, la compañía, incluso la decepción, el enfado o la alegría, y sobre todo, uno mismo, que creía conocerse y no lo está lo suficiente. Desde ambas, contemplas las estrellas y en ambas te refugias, tomas fuerza, y si buscas la belleza terminas por encontrarla.
No son dos calles, ni dos plazas, ni dos alamedas, ni tan siquiera dos rincones de estilo románico con sendas fuentes de chorritos interminables de agua frente a un banco de piedra.
Es sólo, que a ellas llego con la punta de mis dedos.

Y ahora, a seguir la secuencia, que mañana cuando abra los ojos, de nuevo me alimentaré de aromas y ronroneos y de un cielo disfrazado de lo que él quiera, que para algo es Amo y Señor de nuestro destino, aunque el mío, esté unido a esta fría silla de ruedas.

i
Puedes leer mas relatos con este tema en el Arbol de Ardilla

2 de noviembre de 2009

...A José Luis López Vázquez



Todavía recuerdo las inevitables risas, en aquellas primeras escenas de "Mi querida Señorita" la imagen de José Luis López Vázquez en la pantalla era sinónimo de carcajada fácil, tan sólo tuvieron que pasar unos fotogramas para darse cuenta de que aquello era otra cosa, aquél era otro José Luis López Vázquez. Era la apuesta arriesgada de Jaime de Armiñan, que nos desnudaba al rey de la comicidad loca y absurda, y sin esbozar una sola sonrisa nos lo vestía de un intimista y sensible drama. (algo ya, nos había contado Saura) Luego vino mas Saura, Berlanga, Gutiérrez Aragón, Mercero y todo lo demás.


¿ Que me va usted a contar?, señorita.