23 de febrero de 2011

Este jueves, relato. World Builder


La primera piedra fue un adobe.
Secado al sol, el ladrillo había tomado el color de la paja tostada, su superficie arcillosa se suavizaba en los costados que presionados por el molde le daban una textura sedosa. En uno de ellos, gravadas a mano se adivinaban las iniciales L. V.

A aquella primera piedra, le siguieron otras que formaron una hilada descansando sobre una superficie más compacta. La zapata de hormigón, enterrada en el subsuelo, permitiría el asentamiento y la fijación de los tabiques. Sobre la cara cementosa se dibujaba la maya del pino encofrado, destacando un nudo que sugería las letras I. N.

Los pilares se elevaban verticales, armados en su interior por armaduras de acero negro. El hormigón al fraguar abrazaba fuertemente las barras presionándolas sobre su pecho, marcando unos resaltes corrugados que parecían dibujar las iniciales N. M.

En su elevación, los pilares recibían con resignación el peso de la estructura horizontal. Ésta, sometida a una flecha controlada alcanzaba su máxima rebeldía en el centro, justo en el punto donde un operario anónimo había anotado las iniciales P. P.

El esqueleto tomaba forma, la piel iba creciendo y delimitando las estancias, los tabiques de panderete se movían de forma quebrada, al tiempo que se interrumpían permitiendo el paso de la luz y el tránsito de venideros transeúntes. Sobre el yeso muerto, en un rincón vivían las iniciales L. P.

El cuerpo estaba terminado, erguido, solvente, vestido y maquillado con una fina capa de crema blanca de textura aterciopelada. Nieve satinada en los techos y estuco veneciano en las paredes. La espátula, al acariciar la superficie dejaba tras de si imágenes que simulaban las letras M. C.

Me alejé unos pasos del flamante edificio y extasiado lo contemplé admirando su belleza.  El volumen se recortaba sobre un fondo de nubes que ofrecían una indescriptible gama de azules y grises. En la fachada de mármol apomazado una placa de hierro decía:

“A: Leonardo da Vinci, Isaac Newton, Nelson Mandela, Pablo Picasso, Louis Pasteur, Miguel Cervantes...”
No entendí los nombres que venían a continuación pero supe al instante, que muchas más iniciales estarían repartidas por el resto del edificio.

Más constructores de sueños en la "obra " de Gus 

Foto de Paco Alberola

21 de febrero de 2011

Maya Plisétskaya. Hymn nº 11


Representa el concepto platónico, innato, de lo que es y significa ser bailarina de ballet. El lago de los cisnes que interpretó en 1947 es, para algunos, un acontecimiento efímero pero esencial en la historia del arte.
Directora de la Ópera de Roma, del ballet del teatro Lírico Nacional y maestra en Madrid, extraordinariamente bella, es la inteligencia y la esencia dramática convertida en movimiento.



Moscú, 1925 - Munich, 2015


15 de febrero de 2011

Un día en... New York


Alguna consideración general.

Las posibilidades de disfrute en esta ciudad, eje del mundo de la cultura en EEUU son tantas y tan estimulantes que se hace indispensable priorizar y ordenar necesidades y alegrías.
Miles de tendencias en moda, novedades en electrónica, rarezas musicales, objetos y productos para el culto al cuerpo, juguetes inimaginables, paraíso para melómanos, mitómanos,
locos por el diseño, amantes de lo étnico y un largo etc.
Podríamos hacer otros muchos viajes diferentes y no repetir uno solo de los lugares mencionados.
Igual sucedería con las otras capitales publicadas, pero esta sección se llama: “Un día en...” y mientras sean de 24 horas, no creo que de tiempo para nada más.

8'00.-
El Hudson es un hotel de diseño, (lo cual no garantiza nada) pero en este caso, el diseñador francés Philippe Starck dejó muestras de su genialidad creando unas zonas comunes de singular belleza, destacando el Hall climático con cielorrasos de cristal de 12 mts. de alto, cubierto en su totalidad por hiedra trepadora.

8'10.-
Frente al hotel, en la esquina de Columbus Circle, están las dos torres gemelas del Time Warner Center, en la primera planta nos preparamos para la larga jornada con un completo desayuno en el café Dean & Deluca.

8'30.-
Una de las estaciones de Metro con más enlaces de la ciudad, está en los bajos del edificio. La línea A nos llevará a Brooklyn en unos minutos.
Una vez allí, cruzamos el Walt Whitman Park hacia Clark St. y buscamos un banco desde el que disfrutar de la panorámica de Manhattan, el Brooklyn Heights Promenade es perfecto para tomar conciencia de la  belleza y magnitud de una ciudad que casi alcanza el cielo.

10'00.-
Dejamos atrás el elegante y cinematográfico barrio de Brooklyn Heights y nada mejor que regresar cruzando el puente andando. Caminamos de Sur a Norte, visionando paso a paso sobre las traviesas de madera de teka y a través de sus 1.000 metros de longitud las espectaculares panorámicas de la ciudad.


11'00.-
Con el principio de Broadway como referencia, nos dirigimos al emergente barrio de Nolita, donde está ubicado el New Museum of NY, obra del estudio japonés SANAA. Ltd. Impresionante edificio de cubos de aluminio mallado superpuestos, con las colecciones de los artistas mas alternativos del Mundo.

12'30.-
Antes de comer, una visita a la tienda de Prada en pleno corazón del Soho, espectacular arquitectura interior, al lado en el 107 de Green St. la editora alemana Taschen abrió hace años un local diseñado por Starck, que recoge como en sus otras sucursales las más impecables y atractivas colecciones de Arte, Fotografía y Arquitectura de la vanguardia mundial. Y para echar el resto en ropa desenfadada sin gastarse demasiado, OLD NAVY en el 503 de Broadway. (No perderse la ropa de niños).

14’00.-
Es la hora de un descanso y de una buena carne, Gallagher’s es uno de los muchos y buenos restaurantes de Times Square, con una carta variada, precio razonable y un servicio que se gana la propina.

16’00.-
La tarde es clara en Manhattan. Un taxi nos deja en Central Park, frente al Dakota, edificio que salvo su atractiva arquitectura de la época no me atrae lo más mínimo, pero no puedo evitar ese momento mágico de nostalgia y reconocimiento a Lennon y me pierdo unos minutos tarareando Imagine por su Campo de Fresas.
Paseamos a través del parque en dirección al lado Este, la visión de la ciudad desde el interior es silenciosa y monumental. Una parada en los escalones de la terraza de la fuente del Ángel y cogemos fuerza para reanudar el paseo hasta desembarcar frente al Museo Guggenheim. Continente y contenido nos elevan al séptimo cielo del Arte, desde los clásicos hasta los recién nacidos, desde la pintura y la escultura al audiovisual más conceptual.


19’00.-
El metro de nuevo nos dejará en unos minutos en el interior del Rockefeller Center, frente al edificio principal del complejo está Brookstone,  desde sus escaparates se ven a los patinadores
deslizándose por la famosa plaza hecha pista de hielo, esta tienda está a la vanguardia mundial en accesorios al servicio y comodidad de las personas, maletas fáciles de transportar, útiles de baño, de cocina, pequeño electrodoméstico,  accesorios de limpieza y fitness, todo ello diseñado para ser disfrutado en su uso cotidiano, de aspecto limpio y ergonómico.

20’30.-
La puerta del Magestic Theater es un hervidero de gente. El Fantasma de la Opera nos espera en un derroche de imaginación con la puesta en escena.
De regreso al Hotel, caminado por Broadway, la melodía inolvidable de Andrew Lloyd Webber, te acompaña mientras el sueño te vence, a la espera de una nueva experiencia.

24’00.-
Buenas noches y hasta mañana.


13 de febrero de 2011

Francis Ford Coppola. Hymn nº 10


Desmesurado, tan propenso a la obesidad y a la ruina económica –propia y ajena- como Orson Welles, su trilogía El Padrino bastaría para garantizarle un lugar en el Panteón de las miradas inteligentes.

Con Apocalypse now, termina realmente la guerra de Vietnam. El fotógrafo considera  a este director de cine "Un Miguel Ángel del siglo XX" y, desde que le conoció le ha nombrado "doctor en ser humano"



Detroit, 1939


10 de febrero de 2011

Este jueves, Relato. Besos


Mi primer beso, fue robado.
Si, la engañé, y al menor descuido la sorprendí posando mis labios sobre los suyos.
-tengo un secreto que contarte, pero es tan secreto que tengo que decírtelo muy bajito-

Me acerqué a su oído y le susurré: -te quiero-.

En principio, tenía intención de que fuese un beso en la mejilla, pero al aproximarme descubrí un brillo especial en sus labios y cierto desconcierto en sus ojos, acerqué mi boca a la suya y en un abrir y cerrar de ojos la besé. Su mirada quedó desorientada durante unos segundos, supongo que sorprendida por el engaño, pero impactada por la confesión.

Al día siguiente tomé mi primera comunión... en pecado, claro. Lo que ninguno de mis amigos logró determinar, era si ese pecado, tenía la categoría de mortal o simplemente venial. Así que cargué con esta duda durante algún tiempo. Y aseguro, que pesaba como un saco de arena mojada sobre mi conciencia.

MariJuli, tenía los mismos años que yo, pero ella iba a las monjas y tomaría su primera comunión un año más tarde, por lo que espero, tuviera tiempo de purgar su falta y recibiera el cuerpo de Cristo como era de menester.
Es curioso, pero después de tantos años, recuerdo la mentira, el engaño, el beso, la suavidad y calidez de sus labios, pero no recuerdo a Mari Juli.

Después he besado mucho, incluso con permiso, pero ya no ha sido lo mismo.
En ningún otro beso, ella se ha quedado con la mirada perdida, relamiendo en sus labios los granos de azúcar tostada del dulce que me estaba comiendo cuando besé por primera vez.

6 de febrero de 2011

Akira Kurosawa. Hymns nº9


Quiso ser pintor y acabó siendo el cine japonés.
Todos los colores y todos los matices del gris, todos los géneros, -lírica, épica, realismo, aventura- están en su obra.
Al fotógrafo le costó que el autor de El Idiota, Siete samuráis, Ran y Dersu Uzala posara: "Fue más difícil que el propio emperador". Finalmente accedió.
Le gustó tanto el resultado, que utilizó los paisaje oculares en su película Rapsodia en Agosto.


Tokio, 1910 – Tokio, 1998


2 de febrero de 2011

Este jueves, relato. Sentencias.


8 sentencias variadas y un perdón desesperado.

Condeno, mi capacidad involuntaria para inventar que me ames y no controlarlo.
“...Porque el negocio del amor, sólo lo es, si lo es para ambos, si no, es una estafa”.

Absuelvo, mi inmerecido poder para provocar tus lágrimas y no saber contenerlas.
“...Porque lo que yo sueño, es extraer tu sonrisa y contagiarme de ella”.

Condeno, vestirme de galas que me vienen grandes y abochornan mi madurez.
”...Porque lo que necesito es desnudarme y avanzar hacia ti y contigo, hacer el camino más llano y recto posible.

Absuelvo, mi intrusismo en el ejercicio del querer, para descubrir una dependencia que he disfrutado sin buscarla.
”...Porque el único disfrute es el de compartir el más íntimo de los afectos”.

Condeno, decidir por ti, elegir por ti, sentenciar por ti.
”...Porque somos ambos, los que al tiempo elegimos y decidimos desde la más inconsciente de las complicidades.

Condeno, llevar tal peso, que sin ser demasiado, no es natural.
”...Porque esto es nuestro, y no puede ser un peso”.

Absuelvo, que todo no dependa de lo que yo diga o haga, pues sólo soy un mal 50% de la historia.
“...Porque tan sólo, una mitad buena, no es nada en el Amor.

Condeno, no poder esconderme, porque siempre se espera de mi, todo, lo humano y lo divino.
“...Porque me gusta tropezar, aprender, equivocarme y continuar empezando

Así pues, pido perdón por querer bajarme de este mundo, en el que tengo demasiada responsabilidad y demasiado poder.
El resto del camino lo haré a pié, contigo. Ligeros de lastre, sin libro de instrucciones, ni de reclamaciones, sin mirar atrás, sólo hacia delante...


Más sentencias, incluso el Juzgado entero en la audiencia del Gus