COT_idianeidades. Mudo

 

        Mudo

Mudo, sordo, ciego, extinto me siento cuando las palabras no fluyen. Cuando las oraciones montan del revés. Nada soy sin voz, nada sin letras, nada sin orden.

Desterrada mi prosa y exiliadas mis rimas en un silencio trabado, obligado. Es entonces cuando el corazón de los sonidos deja de latir y duerme.

Después, en plena agonía, un grito contenido trepa por la sombra de la ignorancia y un libre mutismo nace del silencio cautivo.

Me oigo, vocalizo y mi lenguaje alumbra destellos callados que nacen fraseando siseos entre dientes. Es el silencio que decide por sí mismo seguir siendo silencio…

¡Vaya mierda de vino que me han servido!

 

 

Comentarios

  1. Ja ja ja, me río por lo del vino, un puntazo fino para un texto muy descriptivo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien este micro que encierra muy buena prosa .Abrazos .

    ResponderEliminar
  3. jajaja no le echemos culpa al vino cuando las responsables han sido las musas jajaa... excelente ese giro final con que nos dibujas una abierta sonrisa, Alfredo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario