30 de septiembre de 2014

Palabra 40 de 52: "Pájaros"


Algunos pájaros son como algunas personas: Cómodos, aprovechados, egoistas, abusones, espabilados... pero también como esas personas, irresistiblemente bellos.


28 de septiembre de 2014

Los Domingos... Limpieza General: "El paraguas que quería ser flor" (Aireando viejos relatos)


     Se abría demasiado pronto y eso le obsesionaba. Acostumbrado a esa inmediatez que en su día le pareció tan eficaz, hoy unas lluvias después, más bien le molestaba. Quería disfrutar de ese movimiento tan instantáneo hasta entonces y convertirlo en un viaje lento, casi imperceptible; mas que abrirse de golpe, lo que quería era crecer despacio.

     Recordó un reloj en un campanario y comprobó el paso del tiempo sin que éste exteriorizase sus movimientos; de pronto era las doce y mas tarde la una, y por más que fijase la vista en las negras y puntiagudas saetas era incapaz de detectar el más mínimo movimiento.

     Así querría ser él, un paraguas que pasará de estar cerrado a abierto sutilmente, pasearse por todos y cada uno de los diámetros que dibujase su circunferencia de una forma tan pausada que sólo la ausencia total de lluvia evidenciase su absoluta apertura.

     Comentando estos pormenores con su amiga la Sombrilla, reparó en la alegre ornamentación de la que ésta hacia gala, cubierta con un estampado repleto de rosas, tulipanes y orquídeas, como si de una cretona inglesa se tratarse e hipnotizado por tanta belleza, decidió que a partir de ese momento sería Flor y hacerse adulta en silencio, lentamente.

     Una Flor que naciera de un bastón de madera noble y barnizado y creciese escondida detrás de los rayos de acero hasta llenarlo todo con su color y perfume, protegiendo a su vez, de una lluvia que ya empezaba a arreciar.
  

24 de septiembre de 2014

Este jueves, relato: "Silencio y Vino"


     Mudo, sordo, ciego, muerto… me siento cuando las palabras oprimidas no fluyen. Cuando las oraciones montan del revés. Nada soy sin voz, nada. Desterrada mi prosa y exiliadas mis rimas en un silencio trabado, obligado. Es entonces cuando el corazón de los sonidos deja de latir y duerme.
    Después, en plena agonía, un grito contenido trepa por la sombra de la ignorancia y un nuevo silencio libre nace del silencio cautivo. Me oigo, vocalizo, y mi verso alumbra destellos callados que nacen fraseando siseos entre dientes. Es el silencio que decide por si mismo seguir siendo silencio…

    ¡Vaya mierda de vino que he bebido!

23 de septiembre de 2014

21 de septiembre de 2014

Los domingos... Limpieza General. "Hoy pinto" (Aireando viejos relatos)


Hoy no escribo, hoy tengo que pintar.

Mi aventura con los pinceles comienza de buena mañana. Hago cola en la puerta del Centro Comercial, la tienda de pinturas está a punto de abrir, intuyo que somos más de uno los que hemos decidido terminar las vacaciones con el repaso de ese paño de pared que ya amarillea en una parte del Salón.

Mi turno es el 7, pánico me dan las listas que exhiben los colegas que están delante de mí. Mientras tanto repaso el contenido de mi pedido, no quiero olvidarme de nada; en casa se han reído cuando he sentenciado: -Eso, lo pinto yo en un santiamén, ¡y sin ensuciar!  a ver… con una brocha y pintura en cantidad tengo más que suficiente.
 
-¡El Siete!
-Yo… buenos días, verá, quería pintar unas paredes de mi casa, unos 40 m2. más o menos.
-¿De que color?
-Blanca, pero no ese blanco inmaculado que parece leche, algo más sentido, creo que se llama blanco roto.
-Mire, le sacaré una carta de colores y elige Ud. y le anticipo que los colores de mezcla llevan un recargo… ¿Vale?
-Vale.
-¿Algo más, señor?
-Si, un rodillo de esos de palo largo, es la primera vez que pinto en casa…  ¿Que me aconseja UD?
-Aconsejar, aconsejar, este de fibra sintética le irá bien, pero no será suficiente, deberá llevarse también una brocha para recortar las esquinas y un pincel mas pequeño por si tiene que aproximarse a las placas de la luz; algo de masilla, una bolsa de medio kilo será suficiente. Lija, le aconsejo de dos medidas diferentes, una normal y otra con alfombrilla para lo fino. La cubeta para mojar el rodillo, no pretenderá meterlo directamente en el bote, pues no le cabría. Cinta de papel,  habrá previsto proteger los zócalos y molduras de las puertas, ¿no?
-Bueno, yo, si, si claro, cinta y lo que haga falta.
-Ya puestos, le hará falta una paleta para la masilla, de acero mejor y así la puede utilizar más veces. Unos guantes de goma, no sabe como se ponen las manos de pintura y esta gorra de Procolor, que es regalo de la Casa.

La cara de idiota me iba aumentando hasta límites insoportables, la cola tras de mí se multiplicaba y no podía evitar al irónico vendedor, y mi rubor por el total desconocimiento del medio.

-Veamos, la pintura… blanco sentido me ha dicho, le aconsejo esta, es una cosa intermedia entre el blanco y arena, le da un tono así como café con leche, ¿qué dice?
-La verdad, prefiero más que de en tonos grises.
-Ah, entonces la B-148, esta se la llevan mucho. Satinada le quedará mejor, y ecológica que todos tenemos que poner nuestro granito… 40 m2. dice, yo le pondría 1 bote de 10 kilos y si le sobra algo, la puede guardar para retoques el día de mañana, ¿qué le parece?
-Bien (que quería que me pareciese, estaba loco por salir de allí)

Cargo las bolsas y el bote en el portamaletas y en contra de lo previsto me dirijo rápida e inexcusablemente a la playa, creo que lo de pintar lo dejaré para mañana...

19 de septiembre de 2014

A cada latido. Poema


"A cada latido..." 
Poema de Paco Alberola.

             

Paco Alberola, nace en 1943 en Benifairó de la Valldigna, en la comarca de La Safor de Valencia. En 1947, se traslada a la capital, donde estudia Bachiller, Preuniversitario y asiste a cursos de cine, teatro y poesía.
En los años sesenta, es crítico de teatro y cine en la Cartelera Turia. En 1964 hace el Servicio militar en El Aaiún, dirigiendo el gabinete de fotografía de la Policía Territorial del Sahara. (donde escribe la mayoría de sus poemas)
Durante los años 1966 a 1968, vive y trabaja en Madrid como fotógrafo en la agencia de publicidad Larios.
Como consecuencia de una estrecha relación con el grupo Equipo Crónica, se convierte en el fotógrafo de la mayoría de los artistas de esa generación, Rosa Torres, Miquel Navarro, Equipo Realidad, Carmen Calvo,  Manuel Boix, Arturo Heras, Armengol, Pablo Serrano, Josep Ginovart, Manolo Valdés, Ángela García, J.M. Ciges, Rafael Marti Quinto, Eva Mus, etc.

Ha impartido cursos y seminarios de prácticas de fotografía publicitaria en el CEU San Pablo, MasterClass (Kodak) y en la Universidad Politécnica de Valencia.

De 2005 a 2008 fotografió los proyectos de la Fundación La Luz de las Imágenes, especialmente en el seguimiento de la restauración de los Frescos de la Catedral de Valencia.

Miembro fundador de la Asociación de Fotógrafos de Publicidad y Moda de la Comunidad Valenciana. (AFEP)




15 de septiembre de 2014

Palabra 38 de 52: "Anillo"



La notas del tema de Antón García Abril, se quedaron a vivir en un rincón de nosotros. Cada noche la melodía de cabecera abría un nuevo surco a golpe de fotograma y desde entonces "Anillos de Oro" quedó unida a nuestra adolescencia.

                                

Siguiendo una idea de Sindel

13 de septiembre de 2014

Los Domingos... Limpieza general. Mi nombre es LG. (Aireando viejos relatos)


     Mi nombre es LG, mi apellido Windows, de lo que podéis deducir que pertenezco a una familia y a un momento donde la ficción y la realidad se confunden.
     Tengo un cuerpo equilibrado, altura y peso estables, mientras que mis pulsaciones y tensión son más cambiantes. Mi cabeza es ancha y plana y tiene matices y opciones de color e intensidad. En general diría que este cuerpo que Microsoft me ha dado es proporcionado y me encuentro a gusto en él.
     Funciono mediante los impulsos que generan en mi pecho las caricias de unas manos prestadas que pertenecen a un ser extraño y deforme. Sin embargo y a pesar de esas diferencias, me he acostumbrado a su presencia y con el tiempo he llegado a la conclusión, de que él me necesita más a mi, que yo a él. 
     Este complejo Ser, tiene un comportamiento de lo mas curioso, se emociona, ríe, llora, gime, grita, patalea, susurra, canta y todo ello aparentemente solo delante de mis virtuales narices.

     Os cuento, que una vez lo vi alegrarse hasta la locura cuando le destapé un mensaje que decía: “Sirva el presente correo para comunicarle que su Proyecto ha sido seleccionado entre otros 50 para la realización del Museo de la Naturaleza en la ciudad de Paris”
     Que otra vez lo vi llorar de amargura, cuando recibió un adjunto que decía: “Estimado señor lamentamos comunicarle que después de las pruebas pertinentes le confirmamos que ese tumor que le detectamos en su día, es irremediablemente maligno”
     Otra vez también, escribía y escribía participando en un debate sobre letras, textos, libros y cosas parecidas, detecté por la temperatura de mis teclas que el intercambio de opiniones era acalorado y apasionante.
     Os cuento, que alguna vez me he resfriado y mi cara se ha quedado totalmente negra, inmersa en la más absoluta de las oscuridades y este ser tan especialmente raro, me ha curado y cuidado hasta recuperar mi habitual luminosidad y colorido.

     Ahora, os cuento que ya soy mayor y ha llegado mi hora, creo que mis “Enter” están contados y un joven LG ocupará mi sitio. Porque él, (el raro) no debe, no puede y no quiere estar sin Internet.


11 de septiembre de 2014

Este jueves, relato. "No te vayas a quedar de piña..."

     
     -¡Que te he dicho mil veces que aunque la piña se vista de seda, piña se queda!
     -¿Tú crees, no pasaría por una piña real?
     -¿Real, dices…? Como mucho una piña colada con cola de pavo tonto.
     -No me digas eso, que me despiñono, ahora que estoy en edad de merecer…
     -¿Merecer…? Sí, solo te falta un cartel que diga “Piña vieja busca Piño en buen estado”
     -Es que yo no soy una piña cualquiera… soy de savia azul, mi mamá me llamaba “Principiña”
     -Eso sería antes de la guerra de los 100 piñones, y tú los perdiste todos.
     -Los perdí con dignidad y eso me hizo heredera del honor que me acompañará siempre.
     -Quítate de enmedio del camino que como venga el hijo del pastor, de una patada te pone el honor y la dignidad en la otra parte de la pinada.

7 de septiembre de 2014

Los domingos, Limpieza General. "La Dama que inventó la Noche" (Aireando viejos relatos)


     Al joven Aristarco le perturbaba la noche, no entendía el cambio a ese gris oscuro, casi negro, tan diferente al del día, tan claro y luminoso al que se había acostumbrado y asumía como natural, no así la noche que suponía para él, (consumando curioso) un verdadero quebradero de cabeza.
     Le inquietaban los fenómenos que aunque aparentemente normales, no terminaba de entender y para los que aseguraba habría alguna explicación.

Repasaba diariamente el proceso de oscurecimiento al tiempo que se producía, en una secuencia casi exacta o al menos eso parecía indicarle su particular medición del tiempo, e  intrigado presenciaba el transito pausado que el estado de absoluta claridad daba paso irremediablemente a la más enigmática de las sombras.
     Pensó que algo tendría que ver en esa secuencial forma de manifestarse, por un lado el espacio que habitaba y por otro su relación con esa bola amarilla de visión casi insoportable de cegadora luminosidad, conocía por sus maestros que el nombre del uno y la otra eran: Tierra y Sol.

     Aristarco, todavía no era experto en cálculos matemáticos, ni siquiera pensaba que su aplicación le resolvería el problema, pero algo tendría que ver la distancia entre ambos, su forma, (conocía la del Sol), incluso sus movimientos, si es que estos existían. Ensimismado en estos devaneos astronómicos, le venció una vez más el cansancio y con él, un sueño reparador que más tarde y con la claridad del día le devolvería a sus cábalas de mago aficionado.

     Soñó con una dama, atractiva como no había conocido hasta entonces, rubia platino vestida de azabache y un rostro limpio y reflectante como el agua de los estanques de su natal Samos, envuelta en un halo de estrellas, misteriosa y hechicera le confesó que se llamaba Luna y que era la pieza del rompecabezas que él tan ansiadamente buscaba, el tercer ángulo de ese triángulo rectángulo del que él sólo había dibujado una hipotenusa.

     Despertó todavía en sombras manteniendo aún la revelación en su somnolienta inconsciencia, miró al cielo y allí estaba ella, la Dama, el tercer ángulo que daba origen a los dos catetos. Al instante, en su capacidad para formular, lo supo: “El no era el ombligo del universo, sólo era un planeta girando alrededor del Rey Sol”

4 de septiembre de 2014

Este jueves, relato. "El Mar, la Mar"


       El Negret llegó por el mar.

     El 27 de mayo del año 1247, Jaime I, otorgó franquicias a los que se asentaran en el Grao de Valencia, a fin de crear una población portuaria a la que llamaron Villanueva del Mar de Valencia

     Cuenta la leyenda, (y como esta, pero con diferentes collares, hay otras muchas) que el 15 de Agosto de 1411 se produjo la milagrosa llegada del Santísimo Cristo del Grao, llamado popularmente “El Negret” por su color oscuro, y el estado en el que llegó tras su incursión por el Río. La imagen apareció en el cauce del Turia que dividía los términos de Russafa y El Grao, dos orillas cuyos pobladores se disputaron la propiedad del Crucificado. Las autoridades de aquel entonces decidieron volver a tirar al Cristo al mar, para ver hacia dónde se dirigía el mismo y resolver así el conflicto.
Al final, las corrientes condujeron la imagen a la orilla del poblado marítimo. El Cristo apareció según unos, levantado como un mástil sobre una escalera de 33 peldaños y, según otros, tendida sobre una escalera.


     Cuenta también la leyenda que, tiempo después de la llegada del Negret al Grao, un clérigo dio un sermón en el cuartel de Cantarranas, en el antiguo asentamiento de Nazaret de Valencia, donde explicó que el origen de la imagen, pertenecía a un judío que se llamaba Mosen Ben Abides y que vivía en la zona de Tortosa. Éste tenía la imagen para aparentar ser cristiano en aquellos tiempos donde la conversión fue obligada, pero la vejaba con despecho cuando estaba a solas con ella. Por ello, al verse descubierto por cristianos viejos, la arrojó al río y su curso caprichoso la llevó a Valencia.

Fuente de consulta: Blog "Pregunta Santoral" de Salvador Raga

1 de septiembre de 2014

Palabra 36 de 52: "Ventana"


Ventanas solidarias. 
Ventanas que confiesan sus miserias a golpe de aire fresco.
Ventanas que gritan secretos con el blanco que roban al jabón de pastilla. 
Ventanas que lloran la muerte paseando por última vez el luto inesperado. 
Ventanas de vida que cuelgan de colorido rizo portugués toda la alegría que cabe entre pinza y pinza. 
Ventanas que secan pecados y mojan amores. 
Ventanas…